Público
Público

Valla de Melilla Prisión incondicional y sin fianza para un asaltante de la frontera de Melilla

Se trata del hombre que irrumpió armado con un cuchillo en la frontera en Melilla al grito de "Alá es el más grande" y dejó herido a un Policía.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Momento en el que se detiene al hombre que ha herido a un Policía en Melilla.

La jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Melilla ha decretado prisión incondicional, comunicada y sin fianza para el hombre que irrumpió armado con un cuchillo en la frontera en Melilla. El asaltante llegaba al grito de "Alá es el más grande" y terminó detenido por herir a un Policía.

Después de tomarle declaración y practicar diligencias forenses para evaluar su imputabilidad, se ha decretado su ingreso en prisión tras ser acusado de desorden público, desobediencia a la autoridad y amenazas.

El detenido pasó la noche en el calabozo de la Policía de Melilla y esta mañana ha pasado a disposición judicial tras ser trasladado por agentes de la Policía Nacional a los juzgados de la ciudad autónoma.

El hombre, armado con un cuchillo apuntando a su cuerpo, irrumpió a primera hora de la mañana de ayer martes en el puesto fronterizo de Beni-Enzar gritando "Alá es grande". Fue reducido por ocho policías, uno de los cuales resultó herido de forma leve en una mano.

Los agentes le redujeron después de que uno de ellos cogiera una barrera de plástico de gran tamaño, de las que se utilizan para controlar el paso de vehículos, y por la espalda se la tirara a la cabeza del asaltante, lo que provocó su caída.

El detenido no es español ni reside en Melilla, según la Delegación del Gobierno en la ciudad, que ha apuntado que podría ser un marroquí de 29 años.

Descartado el móvil terrorista

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, informó del suceso en su cuenta de Twitter pasadas las 9.30 horas. "La Policía ha detenido a un hombre que atacó con un cuchillo a los agentes en el paso fronterizo de Beni Enzar, uno de ellos herido leve", explicó.

Fuentes policiales precisaron poco después que la investigación descartaba el móvil terrorista en un incidente que se produjo cuando el agresor, con problemas mentales, trató de burlar el dispositivo de seguridad de Beni Enzar, el principal paso fronterizo entre Marruecos y la ciudad autónoma de Melilla.