Publicado: 22.12.2013 18:03 |Actualizado: 22.12.2013 18:03

El Procés Constituent traslada a sus bases el debate sobre la consulta

El proyecto político impulsado por Teresa Forcades y Aracadi Oliveres ha decidido en la primera asamblea general que su posición sobre el referéndum de la independencia de Catalunya se discutirá en las asambleas locales y se

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Procés Constituent, movimiento sociopolítico de carácter unitario y plural promovido por Teresa Forcades y Arcadi Oliveres que apuesta por una ruptura con las instituciones y el sistema vigentes, ha aprobado este domingo, tras varios meses de actividad, movilización y acción, su hoja de ruta. En el marco de su primera asamblea general, celebrada en el recinto de la Fira de Sabadell, más de 800 participantes y colaboradores han concretado y precisado el funcionamiento, la organización interna y la nueva etapa del proyecto.

La posición del Procés respecto a la consulta soberanista y sus perspectivas electorales para los próximos comicios al Parlamento catalán, sin embargo, no serán sometidas a votación hasta enero. Las resoluciones de ambos temas presentadas en la asamblea general por el Grupo Promotor, el órgano principal donde se toman las decisiones de las actividades del movimiento entre asambleas generales, volverán a sus bases para ser revisadas y discutidas.

La primera de las propuestas de resolución, un documento donde se apuesta por el doble Si en la consulta soberanista (según la asamblea general, uno de los retos democráticos más importantes del próximo 2014), será debatido en las asambleas locales y sectoriales. Por lo que respecta al texto de análisis sobre la coyuntura política actual (marcada, según el Procés, por el referéndum catalán sobre la independencia y por unas previsibles elecciones plebiscitarias al Parlament de Catalunya avanzadas al mismo día de la votación soberanista), también será rediscutido en las bases del movimiento sociopolítico.

Este movimiento pretende entablar contacto y diálogo en los próximos meses con formaciones políticas y movimientos sociales. De hecho, en la asamblea, Teresa Forcades ha explicado que "la intención del Procés es impulsar una candidatura amplia, unitaria e inequívocamente de carácter rupturista para las próximas elecciones autonómicas que deberá concretar las relaciones con los demás partidos políticos". Asimismo, ha asegurado que "la idea de fondo es evitar que el debate nacional se imponga sobre lo social y promover una ruptura democrática con las instituciones actuales". Se trata de impulsar "un nuevo marco constitucional que permita estructurarnos con criterios de justicia social".

En la misma línea, Arcadi Oliveres ha expresado que "la Catalunya social y el nuevo marco constitucional que pretende el Procés quedan reflejados en los diez puntos del manifiesto del proyecto". De todos modos, ha declarado que "los punto son de mínimos". En los próximos meses, y según los acuerdos alcanzados en la asamblea general, los debates sobre qué es un Procés Constituent y los puntos propuestos en el manifiesto -sin olvidar otras eventuales formaciones y talleres que se concretarán más adelante- continuarán discutiéndose en las asambleas locales y sectoriales. Oliveres también ha explicado que "el Procés apuesta por una candidatura unitaria de ruptura con el sistema actual".

La asamblea general, además de refrendar el plan de trabajo que el Procés realizará en los próximos meses, ha aprobado una declaración de rechazo al anteproyecto de ley del aborto impulsada por el PP. Entre otras cuestiones de primer orden, continuará con su campaña sobre la República Catalana del 99% e impulsará dos más: una específica sobre el no pago de la deuda ilegítima y otra sobre democracia participativa. Además, organizará en junio o julio un acto lúdico-reivindicativo y participará en movilizaciones y protestas de carácter unitario con perfil propio.