Público
Público

Profesores y alumnos, unidos para cerrar la universidad

La convocatoria vaciará las aulas en la mayoría de los centros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estudiantes, trabajadores, investigadores y profesores se suman a las movilizaciones de apoyo a la huelga general para hacer llegar un mensaje de reflexión desde el pensamiento crítico a toda la ciudadanía.

En la mesa de debate celebrada ayer en la facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), representantes sindicales junto con profesores y estudiantes, analizaron la dinámica de las huelgas generales, desde la primera que se celebró en democracia, el 14 de diciembre de 1988 (14- D), hasta los motivos y consecuencias posibles que traerá consigo la del 29- S. 

Rafael Cid, periodista y escritor miembro de la CGT, Antonio Gutiérrez, secretario general de CCOO de 1987 a 2000 y Nicolás Redondo, secretario General de la UGT de 1971 a 1994,  han sido algunos de los ponentes que analizaron los escenarios pasados y las previsiones futuras tras la huelga general de hoy.

Los jóvenes denuncian la falta de oportunidades y la precariedad

Junto a ellos, el estudiante de Ciencias Políticas y miembro de la asociación universitaria Contrapoder, Héctor Meleiro, ha desatacado la trascendencia de los estudiantes en la huelga general en tanto son, la mayoría de ellos, 'trabajadores precarios'.

'Para nosotros, mercado laboral es sinónimo de precariedad', ha subrayado Meleiro para indicar cómo la reforma laboral del Gobierno aprobada por el Congreso el pasado 22 de junio, 'es una receta neoliberal' que 'no resuelve el paro juvenil ni mejora las condiciones laborales'. 

Como respuesta a todos aquellos que han bautizado a los jóvenes como 'generación ni ni' (ni estudia ni trabaja), Meleiro replica constatando la existencia de la precariedad y de la falta de oportunidades.

'La gran mayoría de jóvenes que no estudia, es porque no pueden hacerlo', señala el alumno de Ciencias Políticas, aserción que ilustra Tebelia Huertas, profesora de Derecho del Trabajo de la UCM, quien ha recordado cómo este curso académico, el 20% de las plazas de formación profesional que se habían demandado, no se han llegado a cubrir porque 'ni tan siquiera han existido'. 

Con una tasa de paro juvenil del 40%, Huertas asevera que ' hay, más que nunca, razones para la movilización social'. 

Por su parte, Nicolás Redondo ha recordado cómo la huelga estudiantil de 1987 'culminó con la general del 14-D' cuyo detonante fue la precariedad en el empleo juvenil. 

Esta constante se interpreta en las palabras de Antonio Gutiérrez quien ha rememorado que el objetivo del plan de empleo juvenil del gobierno de Felipe González era el de 'utilizar a los jóvenes como mano de obra barata y con fácil despido'. Esta medida creó los 'contratos basura', denominados así por su baja remuneración y porque su extinción no daba derecho a prestaciones sociales.

Se prevé menor incidencia de la huelga en la Educación Primaria

La vinculación del movimiento estudiantil a la lucha sindical reside en el objetivo último de la huelga general: 'Ser germen y garantía de muchos otros derechos cívicos y sociales, así como una aportación para fortalecer la democracia', atestiguó Gutiérrez.

Los estudiantes que acudieron al acto de ayer en la Universidad Complutense certificaron que el pensamiento crítico, que estimula a la movilización, no ha muerto aún en la universidad. Manuel tiene 20 años de edad y asegura que acudirá a la manifestación de hoy en la capital porque la reforma laboral 'también va contra los jóvenes'. 'Muchos somos trabajadores que se pagan sus estudios', recalcó este joven.

Mirem, de 21 años, también universitaria, opinó:'Los estudiantes tenemos algo que decir de cara a nuestro futuro y éste es el modo de hacerlo'.

A las actividades para hoy en Madrid se suman las organizadas por estudiantes de Zaragoza y Barcelona. Talleres, charlas, pancartas, y piquetes informativos son las acciones con las que los estudiantes han preparado la jornada de huelga general en la que, a modo de reflexión, sirven las palabras de Juan Carlos Monedero, profesor en la facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UCM: 'Las luchas de ayer son los derechos de hoy, las luchas de hoy son los derechos del mañana'.  

Las universidades españolas cerrarán hoy casi en su totalidad. Ese es el vaticinio que hacen los sindicatos sobre la incidencia que tendrá la huelga general en la enseñanza superior. 'La universidad pública cerrará por la adhesión de profesores y estudiantes', afirma José Campos, secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO.

Un factor a tener en cuenta es que no todas las universidades han empezado el curso escolar. En Madrid, por ejemplo, la Universidad Autónoma ya ha empezado las clases y la Complutense, en cambio, está a medio gas, porque hay facultades que ya han abierto y otras que lo harán el próximo 4 de octubre. La Universitat de Barcelona y la Universitat Autónoma de Barcelona también están ya en marcha.

Los sindicatos esperan que en Secundaria y en Formación Profesional la huelga también sea mayoritaria. En cambio, en Primaria, tanto CC OO como UGT esperan un seguimiento menor, de un 59%. Por su parte, el sindicato de profesores ANPE ha anunciado que no secundará la huelga general.