Público
Público

El programa anticrisis del que presume Rajoy

El PP presenta iniciativas en el Congreso centradas en reducir impuestos, sin medidas concretas sobre empleo o pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparecerá esta semana en el Congreso de los Diputados para concretar sus apuestas frente a la crisis económica. Será una vez escuchado el jefe del Ejecutivo cuando el principal partido de la oposición, presidido por Mariano Rajoy, desvele su apuesta para hacer frente a la situación económica. Ya lo dijo Rajoy hace una semana en Granada: el PP 'tiene un plan para gobernar desde ya'. Pero no concretó las líneas maestras de este plan, una estrategia que hace que puertas adentro del partido se haya instalado la preocupación por no saber vender bien su proyecto de alternativa al Gobierno. Esto, a lo que Rajoy califica de 'topicazos', también lo critican en otras formaciones políticas.

En la dirección nacional del partido argumentan que el PP sí tiene respuestas. Y que todas ellas han pasado por el Congreso y por el Senado. 'Llevamos prácticamente toda la legislatura presentando iniciativas en el Congreso. Yo las he defendido en distintas posiciones. El PP tiene una alternativa que presenta que normalmente el Partido Socialista desecha tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado', mantuvo el líder de los conservadores la pasada semana en los Desayunos de TVE.

Rajoy se queja de que el PSOE tumba sus propuestas en el Congreso

La impresión de Rajoy respecto al trato que las iniciativas del grupo parlamentario popular contra la crisis recibe en el Congreso no se corresponde del todo con los números reales. A lo largo de 2009 y lo que va de 2010 el PP ha presentado, entre proposiciones de ley, proposiciones no de ley y mociones, un total de 123 iniciativas destinadas directamente a luchar contra la crisis. De estas, han sido rechazadas 13, frente a las 20 que sí han contado con el respaldo de la mayoría de los diputados. El resto ya han sido calificadas por la Mesa del Congreso y están a la espera de ser debatidas o han decaído por diversas causas. Por tanto, es errónea la idea de que la mayoría han sido rechazadas.

'Tenemos iniciativas que salen adelante, pero son las mínimas. O esa es la impresión que queda', explica un diputado conservador. No obstante, opta por hacer una llamada a la calma: 'Que los socialistas no apoyen nuestras medidas entra dentro del juego Gobierno-oposición. Nosotros no subiríamos los impuestos, ellos los suben', añade a modo de ejemplo.

Otro compañero de partido completa: 'Nosotros creemos en el estímulo del crecimiento a través de la oferta y ellos en el estímulo del crecimiento a través de la demanda'.

Tal y como reconocen en la dirección nacional del PP, la mayor parte de las iniciativas contra la crisis que han presentado van encaminadas a la bajada de impuestos, a la austeridad en el gasto público y a potenciar las ayudas a pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos.

Un sector del partido urge a su líder a que desvele ya su plan anticrisis

Recientemente, el PP sometió a votación en el Congreso una moción en la que solicitaba, entre otros asuntos y de manera poco precisa, una reforma del mercado de trabajo. También pasaban de largo por el tema de las pensiones. En los últimas semanas, cuando el Gobierno ha puesto sobre la mesa la posibilidad de la ampliación de la edad de jubilación, Rajoy ha evitado pronunciarse a la espera de que sea primero Zapatero el que se explique en el Congreso.

Todos los rechazos a medidas del PP en el Congreso por parte del resto de grupos parlamentarios tienen el denominador común de haber sido tachadas de 'imprecisas', 'meramente publicitarias', 'simples declaraciones de intenciones' o de ir destinadas a las clases menos perjudicadas por el parón económico. Incluso, algunas han logrado sacar los colores al PP. Por ejemplo, las relativas al apoyo a los mayores o dependientes, cuando las comunidades gobernadas por los conservadores están a la cabeza de España en lo que al incumplimento de la Ley de Dependencia se refiere.

A continuación, se repasan las principales iniciativas anticrisis presentadas por los conservadores en la Cámara Baja y los argumentos que el resto de fuerzas parlamentarias esgrimieron para votarlas en contra.

Rajoy califica de 'topicazos' las críticas a la falta de alternativa del PP

El partido presidido por Mariano Rajoy vendió a bombo y platillo durante el pasado mes de noviembre una moción consecuencia de interpelación urgente sobre las 'reformas que va a adoptar el Ejecutivo para salir de la crisis económica'. Una 'macromoción', en palabras de los propios conservadores, que fue rechazada con los votos del PSOE y la abstención del resto de grupos. 'Es el momento de atajar una situación de deterioro económico tan peligrosa como la que está viviendo nuestro país y es el momento de hacerlo con propuestas completas, materializadas en 121 medidas que presentamos hoy', explicó el diputado Cristóbal Montoro en la presentación de la moción.

Se trataba de la alternativa del partido presidido por Mariano Rajoy a la Ley de Economía Sostenible (LES). 'Refrito de ideas inconexas e incoherentes', 'absoluta carencia de ideas ante la crisis' y 'copia' del programa electoral fueron algunas de las críticas que recibió esta galería de propuestas del PP que abarcaban desde la lucha contra el fraude a la mejora de la calidad del sistema educativo.

En ninguno de los 24 puntos en los que el PP desglosa sus apuestas para la transformación del mercado de trabajo, donde apuesta por una 'reforma laboral similar a la acordada en 1997', el partido concreta su posición ante la posibilidad de abaratar los despidos. Una opción a la que Mariano Rajoy cada vez se suma con mayor transparencia.

El PP convirtió en moción el programa con el que concurrió a las elecciones

De hecho, esta misma semana el presidente de los conservadores ha propuesto un nuevo contrato que, en caso de despido, contaría con una indemnización progresiva en función del tiempo trabajado en la empresa: 'No puede haber un contrato de 45 días de indemnización y luego uno de cero'. 'Se podría empezar hablando de un contrato que si uno lleva un año trabajando y la indemnización fuera X, y si estuviera dos aumentara...', añadió.

Quizá esta semana, el PP perfile algo más su estrategia en el Congreso. De momento, ha dado alguna pista: 'A lo mejor a los cuatro, cinco o seis años tendría que ir a los 33 días. Y antes no'. En la actualidad, un trabajador que hace frente a un despido improcedente tiene derecho a una indemnización de 45 días por año trabajado.

La bajada de impuestos, uno de los principales ejes de las apuestas económicas del PP. ocupa una parte importante de esta moción.

Su apoyo a la Ley de Dependencia se centra en bajar el IVA a residencias

Los conservadores dirigen sus iniciativas a rentas medias y altas

El pasado 16 de junio, el Congreso de los Diputados sometió a votación una proposición de ley del Grupo Parlamentario Popular 'relativa a los apoyos fiscales a las personas con discapacidad y a mayores'. Un enunciado que, tal y como pusieron de manifiesto los grupos parlamentarios que se opusieron, suponía, en realidad, 'la disminución del IVA para las residencias de mayores y las de discapacitados'. La iniciativa fue rechazada con los votos del PSOE, el BNG y el grupo de ERC-IU-ICV.

Desde el BNG, la diputada Olalla Fernández Davila sacó los colores a los conservadores ahondando en el verdadero sentido de su propuesta: 'Va orientada única y exclusivamente en una dirección, que es la de apoyar a las empresas y, por tanto, no estamos de acuerdo'. Una sospecha que Joan Herrera (ICV) acabó de perfilar: 'La experiencia contrastada demuestra que cuando se han bajado impuestos de esta manera, lo que se ha hecho seguramente ha sido ampliar márgenes de beneficios, pero en ningún caso repercutir en un menor coste para el que accede a la residencia'.

También los socialistas pusieron en evidencia esta propuesta del Grupo Parlamentario Popular, recordando lo contradictorio de que sea el PP el partido que quiera abanderar en el Congreso la defensa de los intereses de las personas dependientes y discapacitadas cuando tres de sus comunidades Madrid, Murcia y Valencia tienen bloqueada la aplicación de esta ley.

Además, el diputado del PSOE José Javier Mármol Peñalver insistía en una de las preguntas a la que los conservadores no han dado respuesta todavía: 'Ustedes tienen la idea de que cuanto menos impuestos, mejor. Pero tampoco se esconden a la hora de pedir más gasto social o más bienestar social'.

El partido presidido por Mariano Rajoy abandera en el Congreso de los Diputados las iniciativas para pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos. Pese a que el PP señala con insistencia que sus propuestas no son escuchadas, en el último año el Congreso ha dado luz verde a varias proposiciones no de ley encaminadas a mejorar las condiciones de pymes y autónomos. Por ejemplo, una proposición no de ley (PNL) para mejorar la liquidez de pymes y autónomos y otra para la reducción de módulos en el IRPF.

La realidad es que la Cámara Baja ha rechazado pocas iniciativas del PP

Sí se rechazaron por la mayoría parlamentaria dos proposiciones de ley encaminadas a incentivar fiscalmente a estos grupos y apoyarles por el repunte de la morosidad. Todos los partidos justificaron su rechazo a las propuestas del PP en el hecho de no estar dispuestos apostar por una bajada de impuestos.

El Grupo Parlamentario Socialista, que insistió en que las pymes y los autónomos son también una preocupación del Gobierno, tradujo a números la propuesta del PP de incentivar fiscalmente a los citados grupos laborales: una pérdida de ingresos de 8.000 millones de euros. Esta cantidad equivaldría, según alertaron los socialistas a 'poner a cero' los gastos en dependencia durante cuatro años.

Sin éxito, el PP ha intentado también extender su apuesta por la bajada de impuestos a quienes vayan a adquirir una vivienda habitual y a los ahorradores. En el primero de los casos, los conservadores propusieron el 'aumento de la deducción en el impuesto sobre la renta de las personas físicas por adquisición de vivienda habitual pasando del 15% actual al 25%'. Para incentivar fiscalmente al ahorro, apostaron por una nueva deducción en el impuesto sobre la renta del 10% de los rendimientos del trabajo que vayan destinados al ahorro a medio y largo plazo con un límite de 10.000 euros anuales.

El partido debe concretar su apuesta por un despido más barato

En su rechazo a estas proposiciones de ley, la mayor parte de grupos coincidieron con Joan Herrera: 'No puede ser que las políticas de vivienda se basen principalmente en esas políticas de desgravación, sino que tienen que ir acompañadas de unas políticas activas'.

En el tema del ahorro, tanto PNV como PSOE afearon al PP que dirigiera sus propuestas a las rentas medias y altas, los colectivos menos expuestos a la crisis que en la actual coyuntura económica tienen una mayor capacidad de ahorro.