Publicado: 16.09.2012 20:11 |Actualizado: 16.09.2012 20:11

Promotores del 'Ocupa el Congreso' denuncian hostigamiento policial

Tras las cuatro detenciones de ayer y la identificación masiva en una asamblea esta tarde, los activistas denuncian la "criminalización" del movimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los promotores de la iniciativa ‘25S-Ocupa el Congreso' han denunciado hoy una campaña de hostigamiento desde Delegación del Gobierno, después de que ayer se produjeran cuatro detenciones contra manifestantes que portaban una pancarta de la convocatoria y hoy hayan sido identificadas decenas de personas reunidas en una asamblea de coordinación de la cita.

Tras las detenciones de ayer, la Coordinadora 25S, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y otros colectivos emitieron comunicados en los que denunciaron unos hechos que no han dudado en calificar como "detenciones preventivas". Pocas horas después, el diputado de IU, Gaspar Llamazares, también expresaba su apoyo a los detenidos. "La detención de manifestantes pacíficos es parte de la estrategia de tensión y criminalizacion de la movilización por parte del gobierno", escribió en su cuenta Twitter.

Esta tarde, los organizadores de la cita del 25S han vuelto a encontrarse con la policía. Dos furgones se han acercado hasta el parque de El Retiro, donde se estaba celebrando una asamblea, para acordonar a las decenas de asistentes e identificarlos por "reunión no autorizada".

Tras estos hechos, veinticinco de ellos han acudido a los juzgados de Plaza de Castilla para interponer una denuncia colectiva ante una actuación policial que consideran una "vulneración de la intimidad de las personas que en ese lugar se encontraban reunidas con la finalidad de discutir cuestiones políticas". "Nos encontrábamos sentados junto al Palacio de Cristal del Parque del Retiro sin impedir ni limitar el tránsito público", remarcan en el texto de denuncia.

La base de la denuncia, según explica Juan Moreno, abogado que lleva el caso, son los artículos 540 y 542 del Código penal, que pena a la autoridad o funcionario público que "prohiba una reunión pacífica" o que "impida a una persona el ejercicio de otros derechos cívicos reconocidos por la Constitución y las Leyes", respectivamente.

"El objeto ha sido violar la intimidad de las personas, porque la reunión tenía carácter político. También han violado el derecho de reunión y de libertad de expresión ya que, aunque desde Delegación alegan que era ilegal —al ser una reunión de más de veinte personas—, esto no se puede aplicar aquí, pues estábamos en un parque sin impedir el tránsito ni crear amenazas a la seguridad", defiende Moreno.

"No había policía y de pronto llegaron dos furgones. Alguien está haciendo un seguimiento"

El letrado asegura que uno de los mandos reconoció que eran órdenes. "No había policía por allí y de pronto llegaron dos furgones; eso es que alguien está haciendo un seguimiento", señala, y denuncia que se está haciendo un uso "ilegal" de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado con el objetivo de "amedrentar de una manera antidemocrática a una parte de la población que protesta". "Es el derecho penal del enemigo, de la prevención de supuestos delitos futuros sin que haya ninguna prueba de por medio", afirma Moreno.

En este contexto, los organizadores del 25-S estarían sufriendo "actuaciones preventivas". "La Delegación del Gobierno quiere deslegitimar el movimiento de protesta llamándonos antidemocráticos, utilizando métodos dictatoriales y represivos", zanja.

"Éramos cerca de medio centenar de personas reunidos en la típica asamblea, cuando han llegado los agentes", cuenta Chema Ruiz, miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y uno de los asistentes a la asamblea de esta tarde.

"Están tratando de criminalizar la protesta, cualquier discrepancia", denuncia Ruiz

"Si sumamos el caso de las detenciones de ayer con lo que ha pasado hoy, el asunto ya es sospechoso. Están haciendo detenciones preventivas, y no es lógico que en un Estado de Derecho se vulnere el derecho al debate político", señala.

"Lo que viene en cuanto a recortes es duro, y estamos viendo cosas como la amenaza velada de la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, que sugirió hace unos días que realizarían entre 800 y mil detenciones el 25S", apunta, y añade: "están intentando de nuevo desmovilizar a la ciudadanía, aplicándonos sanciones económicas que frenan estos movimientos".

Cifuentes ha dedicado palabras muy duras a la convocatoria, que ha calificado de "golpe de Estado". Además, llegó a afirmar que tenía localizado a un grupo de "entre 800 y mil y pico personas que están en todo y son los que provocan los incidentes", declaraciones que posteriormente matizó.

Ruiz fue precisamente uno de los dos detenidos ayer. "Fue algo rápido y vergonzoso: llegamos, desplegamos la pancarta, se acercaron tres miembros de la policía, hicieron una llamada y nos identificaron".

"Es rotundamente falso que se haya detenido a nadie por una pancarta", defiende Cifuentes

Ya le habían mostrado sus documentos de identidad a los agentes cuando, asegura, una docena de agentes formaron un cordón y, entre empujones, les comunicaron que estaban detenidos.

"Nos cogieron a dos de los que estábamos. Yo le pedía la razón de la detención, pero se pusieron agresivos, a un compañero lo estrangularon y perdió el conocimiento y a mi me golpearon y me rompieron las gafas", explica.

Hoy, Cifuentes ha asegurado que es "rotundamente falso que se haya detenido a nadie por llevar a una pancarta", y defiende la versión dada desde Delegación del Gobierno de que los manifestantes se resistieron a la autoridad. "Es mentira, me pidieron la identificación y me devolvieron el DNI antes de las detenciones", responde Ruiz, que explica que le han imputado resistencia y desobediencia.