Público
Público

La propuesta de Rajoy para salir de la crisis: elecciones ya

El líder de la oposición pinta un panorama desolador y propone comicios porque "no hay otro camino"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cualquier persona que haya escuchado la intervención de Mariano Rajoy, de apenas media hora, llegará a dos conclusiones: España se hunde y Zapatero es un incompetente (lee el minuto a minuto).

El líder del principal partido de la oposición ha sido incapaz de aportar un mínimo aliento de optimismo. 'Calamidad', 'calvario', 'lenta agonía'... Su discurso ha estado plagado de sinónimos para justificar un único fin: elecciones generales ya.

'No debatimos si España está bien o mal. Está muy mal. Discutir que España esta muy mal es como debatir si hoy hace calor en Madrid', ha sentenciado en un discurso lleno de frases hechas y florituras.

Pese a reprocharle todos los males de España, Rajoy ha asegurado que nadie acusa a Zapatero de crear la crisis sino de que la negó (error que el presidente del Gobierno ha reconocido varias veces) y porque la alimentó con una serie de medidas lanzadas precisamente para mitigarla.

Para Rajoy, quien ha instado al Gobierno a no dejar pasar 'chulerías' ni 'amenazas' de Bildu, es imposible que complete las reformas quien no tiene crédito, 'quien ha dejado el campo lleno de escarmientos'. En un discurso irónico y destructivo, que no demoledor, —una vez más ha sido incapaz de presentar una sola medida para salir de la crisis— Rajoy se ha sentido cómodo sobre la tribuna.

No, la desconfianza hacia Zapatero se encuentra en estado irreversible, ha dicho. Es un lastre para la recuperación económica de España. La recuperación no se percibe ni por indicios. Y sólo hay una puerta abierta a la esperanza: la que abre el Palacio de La Moncloa a Mariano Rajoy y su equipo.

España necesita que se abran las urnas, ha sostenido recurriendo en diversas ocasiones a las encuestas que le sitúan como próximo presidente del Gobierno. Y los votos tienen que llover ya, porque 'hay cosas que cuantas más tarde se aborden será peor'. 'Los españoles claman ¡ya está bien!', se ha venido arriba alentado por el aplauso de la bancada conservadora.

'Lo que necesita España y reclaman los españoles es que se abran las urnas y que los ciudadanos puedan escoger no tanto quién les gobierne, sino a quién trasladan esa confianza que este gobierno ha malgastado'. Sus compañeros de partido, felices, prorrumpían en un cerrado aplauso.