Público
Público

Protesta de feligreses por impedir a su cura ser edil

Los fieles del padre Fernández no acudieron a misa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de un centenar de feligreses de la localidad de Piñar de Cea (Ourense) protestaron ayer contra el Obispado por haber suspendido de sus funciones en cuatro parroquias al cura Antonio Fernández Bueno por presentarse a las elecciones en las listas electorales del PSdG en A Gudiña. Los fieles del padre Fernández no acudieron a misa. El Obispado, que había mandado a un sustituto, sostiene que no le repondrá hasta que no reciba la carta de renuncia a su acta de concejal.

Fernández Bueno se presentó a los comicios pese a que el Derecho canónico impide a los sacerdotes participar de forma activa en la vida política, según explica el obispado. Ante la imposibilidad de compatibilizar las dos funciones, Fernández Bueno eligió por el papel espiritual aunque su renuncia no se produjo con tiempo suficiente para que pudiera dar misa a sus vecinos. El Obispado le comunicó el pasado 11 de junio que no aprobaba su emprendimiento político.

Los vecinos de las cuatro parroquias afectadas leyeron un comunicado en el que resaltaron que Fernández Bueno es 'una persona bondadosa, honrada y amigo de todos, que hace que la Iglesia sea cercana a todos', además de que 'nunca hizo campaña ni manifestaciones políticas, ni desde el púlpito ni fuera de él', por lo que 'no' entienden su suspensión.

Los vecinos denunciaron las condiciones en las que se encontraba el párroco, 'desterrado de estas parroquias en octubre de 2009' y 'a 200 kilómetros de distancia de su lugar de residencia', teniendo que pagar 'de su bolsillo los desplazamientos para poder atender las parroquias', informa Efe.