Público
Público

Protestas en Valencia por la actuación policial

Los indignados se concentraron frente a Les Corts para protestar contra la intervención policial. Los portavoces del movimiento sostienen que la violencia partió de algunos de los agentes, una explicación respaldada por numerosos t

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los indignados de Valencia se concentraron ayer frente a Les Corts Valencianes para protestar contra la intervención policial del jueves. Los portavoces del movimiento sostienen que la violencia partió de algunos de los agentes, una explicación respaldada por numerosos testigos, entre ellos un diputado, Juan Ponce, que resultó herido. En el campamento de la Plaza del Ayuntamiento ayer se respiraba indignación por la versión difundida por el Gobierno, en la que se afirma que los agentes fueron atacados por elementos 'antisistema'.

Unas 300 personas protagonizaron una sentada ante Les Corts, guardaron cinco minutos de silencio y se dirigieron directamente a la veintena de agentes que, protegidos con cascos, custodiaban el edificio. '¿Dónde están las tijeras? ¡Queremos ver las fotos!', clamaron en referencia a tijeras que, según la Delegación del Gobierno, alguien lanzó a uno de los policías en medio de la refriega del jueves. Escoltados siempre por la Policía, acudieron a la sede del PSOE valenciano. Allí, se quejaron de que el ministro Rubalcaba haya suspendido la visita que iba a hacer hoy a Valencia para un acto de partido.'Rubalcaba, da la cara' fue el grito más repetido.

Los indignados de toda España protagonizarán hoy la jornada de investidura de los nuevos gobiernos locales, que tendrá lugar en más de 8.000 ayuntamientos. Los portavoces de las acampadas de 59 ciudades acordaron el pasado fin de semana movilizarse frente a sus consistorios como parte de los actos que el movimiento 15-M pretende llevar a cabo en un futuro, a pesar de la retirada de gran parte de los campamentos, informa Paula Díaz.

En Madrid, además de recibir a Alberto Ruiz-Gallardón en la plaza de la Villa, las asambleas de barrios decidieron reunirse frente a las sedes de sus respectivos ayuntamientos. Ayer, además, comenzó a desmontarse el campamento de la Puerta del Sol. Se prevé que la zona quede despejada el próximo domingo.

Los indignados de Barcelona, por su parte, ya han planeado futuras protestas más allá de la jornada de investidura de hoy. De hecho, el próximo miércoles acudirán al Parlament catalán para 'evitar sin coaccionar' la aprobación de los presupuestos para 2011, que ellos consideran como 'el mayor ataque a los servicios públicos de la historia de Catalunya'.