Público
Público

Un proyecto piloto detectará el VIH en las farmacias

Catalunya y País Vasco probarán una iniciativa para mejorar el diagnóstico precoz del virus

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La epidemia oculta del VIH (las personas infectadas con el virus que no saben que lo están) supera en España el 30% del total de seropositivos. Este dato, recordado en la conferencia VIH en España 2009: juntos para un diagnóstico precoz, celebrada en Madrid, tiene consecuencias muy negativas tanto para la salud de los afectados cuanto más se retrasa el tratamiento, peor es el pronóstico como para la salud pública quienes no son conscientes de su condición, son más proclives a infectar.

A partir de febrero, un nuevo programa piloto del Plan Nacional sobre Sida (PNS) ofrecerá en 20 farmacias del País Vasco y otras 20 de Catalunya un test rápido de detección del VIH a las personas que lo deseen, según anunció el presidente de la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (SEISIDA), Daniel Zulaica.

La secretaria del PNS, Teresa Robledo, subrayó por su parte que mejorar las tasas de diagnóstico precoz es una de las prioridades de Sanidad, compartida por los sistemas sanitarios del resto de los países europeos, cuyas tasas de epidemia oculta son similares a las españolas.

Los test rápidos que se pondrán a disposición de los usuarios en las farmacias detectan el VIH tras un ligero pinchazo en el dedo, de donde se extrae una gota de sangre, en tan sólo 15 minutos. La prueba se ofrecerá de forma gratuita en las farmacias catalanas y tendrá un coste de entre cuatro y cinco euros en las vascas.

Esta misma prueba se ofrece en la actualidad en diversas ONG, sobre todo en las grandes ciudades. El activista Ferrán Pujol, director de Hispanosida ONG de Barcelona que realiza la prueba, recordó que aunque el test tiene una fiabilidad del 99,7%, debe ratificarse siempre con la prueba Western Blot en un centro de salud. 'No es un diagnóstico, pero si es positivo, implica una posibilidad muy alta de padecer la infección', puntualizó.

Pujol recordó la importancia de contemplar los aspectos emocionales a la hora de comunicar un resultado positivo de la prueba. Zulaica resaltó que el personal de las farmacias participantes está siendo entrenado en este sentido, para poder garantizar 'el consejo post prueba'.

Sanidad prevé que la posibilidad de hacerse el test en las farmacias se amplíe a todo el país cuando acabe el programa piloto, al finalizar 2009. Con esta medida se evita a los interesados tener que acudir al centro de salud o a uno especializado en patologías de transmisión sexual para buscar un primer diagnóstico.