Público
Público

El PSC carga contra los recortes de Mas y el PP tiende puentes

ICV-EUiA pide la reprobación de tres consellers claves de la Generalitat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El dirigente socialista Joaquim Nadal cargó ayer con dureza en el Parlament contra la política de 'recortes indiscriminados' del Govern de Artur Mas, al que acusó de 'poner en riesgo la cohesión social' y de 'tensar la cuerda de los más débiles y provocar la irritación creciente de las clases medias'. En tono grave, especialmente en el capítulo de ajuste del gasto sanitario, el jefe de la oposición sentenció dirigiéndose al líder de CiU: 'Usted no pide sacrificios, sino que prepara la inmolación'.

El debate entre el líder parlamentario del PSC y el president alcanzó momentos de inusual aspereza con el trasfondo del lastre de la herencia recibida. Mas la citó con crudeza en el tenso intercambio de réplicas. 'En lugar de un agujero en las finanzas públicas, nos han dejado un cráter de dimensiones monumentales', afirmó entre protestas el president, quien de nuevo recurrió al caso de Grecia para reiterar que no hay alternativa a su política. 'Catalunya no llegará a este escenario gracias a la determinación del actual Gobierno', dijo Mas sin vacilar.

Nadal acusó al president de haber iniciado 'un programa inexorable de desmantelamiento de los servicios públicos y un camino sin retorno de privatizaciones'. En su alegato contra la política de ajuste del gasto para reducir el déficit y la deuda, el dirigente socialista advirtió casi a gritos: 'Recortar más y poner el país al borde de la explosión social es irresponsable'. Los bancos de CiU hervían de protestas.

El clima refleja la aspereza y distancia entre CiU y PSC, en claro contraste con el tono más que abierto con el PP, por un lado, y ERC, por otro. Nuevos socios posibles a la vista. Alicia Sánchez-Camacho, líder del PP de Catalunya, también se apuntó al ataque de la política de recortes del Govern, pero evitó a conciencia los asuntos en que conservadores y convergentes pueden chocar. Mas se mostró complaciente, dando casi por hecha la victoria del PP, incluso con mayoría absoluta. 'Yo no la deseo por el bien del país, que conste', apuntó sin embargo el president.

Mas preguntó a Camacho sobre su disposición a cerrar filas en favor del pacto fiscal y la respuesta no pudo ser más estimulante, a pesar de la inevitable ambigüedad: 'Estamos dispuestos a hablar con lealtad recíproca y también con responsabilidad recíproca'.

Nadal y Mas rivalizaron en imputarse la responsabilidad de generar miedo. 'Tengo por seguro que se ha roto algún hilo de la cohesión social y nacional', afirmó el jefe de la oposición en su denuncia de la gestión del Govern de CiU. Catalunya 'está peor que hace un año, hay más crisis, más paro, más indefensión, ha aumentado la desconfianza y tenemos menos crédito, en sentido real y en sentido figurado', resumió Nadal, quien insistió en acusar a Mas de haber asumido la 'opción de tensar la cuerda institucional y social'.

Por su parte, el líder de ICV, Joan Herrera, se empleó sin concesiones contra la política del Govern. El grupo ecosocialista culminará hoy su censura política del Govern con la propuesta de reprobación de los consellers de Interior (Felip Puig), Sanidad (Boi Ruiz), y Empresa y Empleo (Xavier Mena), todos ellos en primera línea de la contestación social y política. También piden la retirada de la polémica reforma del sistema audiovisual público de Catalunya, con el fin de reducir el gasto que generan los órganos de gobierno del ente público de radio y televisión (CCMA) y el consejo regulador (CAC) del sector.