Público
Público

El PSC no respaldará el referéndum

Chacón cuestiona el procedimiento pero votará a favor por "lealtad" a Rubalcaba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rechazo inicial expresado por el PSC a la reforma constitucional para incluir un límite de gasto público ha ido evolucionando en los últimos días hasta convertirse en un apoyo firme a la medida. Tal es la convicción de los socialistas catalanes que rechazan las reivindicaciones planteadas por otras fuerzas: la de CiU en el sentido de que se incluya también un límite a la solidaridad de las comunidades respecto al Gobierno central y también la de ICV-EUiA para que los partidos catalanes hagan posible un referéndum sobre la cuestión.

La reunión de la ejecutiva del PSC fue excepcionalmente larga y, según el portavoz del partido, Miquel Iceta, se dio el visto bueno a los posicionamientos del PSOE después de una discusión 'larga y profunda' en que distintos miembros de la Ejecutiva expresaron su 'inquietud' ante la posibilidad de que el techo de gasto pueda afectar a las políticas sociales.

Una 'larga y profunda' discusión llevó a la formación a unirse al Gobierno

Sin embargo, y según Iceta, la decisión de apoyar esta reforma constitucional ha venido facilitada por el papel de Alfredo Pérez Rubalcaba dejando fuera de la Constitución la cifra de déficit permitido a las administraciones (0,4 %), cosa que, según dijo, ha 'desvanecido las preocupaciones e inquietudes generadas' en el seno del partido.

Al inicio de la reunión, José Montilla, primer secretario del PSC, expuso las razones por las cuales el PSC debía respaldar esta modificación de la Constitución y se desató el debate. El expresident ya explicó la semana pasada que estareforma es una imposición de Bruselas tras la compra de deuda española y se mostró resignado: 'Las consecuencias de no hacerlo serían mayores que las de hacerlo'. Según fuentes presenciales, Carme Chacón se sumó a su postura afirmando que el nuevo artículo 135 'es muy flexible', aunque admitió que sí tiene 'más dudas respecto del procedimiento cuando hay una demanda social que reclama con razón más participación popular en las grandes decisiones políticas'. Según dijo, apoyará la reforma 'por responsabilidad y lealtad hacia el candidato socialista'.

El grupo ve decisivo que el futuro artículo 135 no incluya cifras

Finalmente, la medida fue 'aprobada por asentimiento general', a pesar de que, durante la pasada semana, fueron diversos los dirigentes socialistas que expresaron sus dudas, como Joaquim Nadal, presidente del grupo parlamentario, que criticó que la largamente reivindicada reforma de la Carta Magna se acometiera sin referirse a la reforma del Senado para dar más peso a las autonomías.

El PSC, que está a escasos meses del congreso del que debe salir una nueva dirección, también rechazó someter esta reforma a referéndum por considerarlo superfluo. El propio Iceta, que será aspirante en ese congreso a suceder a Montilla, afirmó que considera que esa consulta 'no es necesaria'.

La ministra recordó que la sociedad pide «con razón» una mayor participación

El diputado del PSC en el Congreso Sixte Moral manifestó la pasada semana su convicción de que una reforma de este tipo requiere un referéndum. En declaraciones a este diario, explicó que en una cuestión de esta importancia la disciplina de partido debería ser secundaria y dejó abierta la puerta a votar a favor de la consulta.

Respecto al límite de déficit de Catalunya respecto al Estado que propone CiU, Iceta lo descartó por no mezclar 'churras con merinas'.