Público
Público

El PSC pide a los críticos "unidad de acción"

Multará con 400 euros a los diputados díscolos que rompieron la disciplina de voto en el Parlament catalán en el debate de la declaración soberanista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La dirección del PSC apostará el próximo lunes por que los diputados díscolos que rompieron la disciplina de voto en el Parlament catalán sigan en la Ejecutiva, aunque les pedirá que defiendan a partir de ahora la 'unidad de acción política'. En una entrevista, el secretario de Acción Política del partido, Antonio Balmón, ha argumentado: 'Todo el mundo tiene que asumir que la unidad de acción política tiene que ser común, no fragmentada. Cuando fragmentas no sumas y el ciudadano se queda perplejo'.

Así, pese a que la multa económica a los díscolos es 'evidente' porque lo recoge el reglamento interno del PSC, no ha previsto que las sanciones vayan más allá y ha apostado por reconducir esta situación sin más sobresaltos. El reglamento del grupo parlamentario establece que la multa máxima es de 400 euros, que será previsiblemente la que recaiga sobre sus diputados Àngel Ros, Marina Geli, Joan Ignasi Elena, Rocío Martínez-Sampere y Núria Ventura, que el miércoles se rebelaron el miércoles contra la consigna de votar en contra de la declaración de soberanía que aprobó el Parlament y optaron por abstenerse.Los cuatro primeros, además, forman parte de la Ejecutiva del PSC.

Balmón dijo que la votación del miércoles es un problema político que tiene que abordarse 'con inteligencia y diálogo y no desde la entrañas', y así lo planteará en la reunión del lunes. El dirigente socialista catalán defiende que el PSC tomó la decisión de decir no a la declaración de soberanía de consenso tras una debate interno en el que, democráticamente, primero el partido, y el grupo parlamentario después, decidieron el rechazo. Por este motivo ha negado que el líder socialista, Pere Navarro, impusiera su criterio y, por el contrario, considera que fueron los críticos los que forzaron el conflicto: 'Imponer es cuando niegas el debate y la votación. El que ha impuesto es el que ha roto la reglas del juego'.

Asimismo, ha revelado que él mismo y Ros acordaron en última instancia la segunda propuesta que registró el PSC y que fue rechaza en la negociación por CiU y ERC, por lo que no entiende porque el propio Ros se desmarcó. 'La política es como una familia. No puedes hacer lo que quieras. Hay una parte de tu autonomía personal que la delegas, que la compartes con el colectivo. Estas confianzas no las puedes romper', ha sentenciado el también alcalde de Cornellà de Llobregat (Barcelona).

El número dos del PSC ha advertido de que también espera gestos de los críticos para conseguir que cuanto antes las aguas vuelvan a su cauce: 'El que ha roto tiene la obligación y la responsabilidad de saber cómo piensa reconstruir'. Les ha recordado que el partido apostó por la pluralidad en las listas y en la dirección incorporando precisamente a Ros y Elena tras haberse enfrentado a Navarro por el liderazgo del partido, y ha recordado que la actual ha sido la única dirección que defendido el derecho a decidir en el Comité Federal del PSOE.

DISPLAY CONNECTORS, SL.