Público
Público

El PSC reclama claridad a Mas y reivindica una reforma constitucional hacia un estado federal

El president catalán asegura que la consulta sobre la independencia se hará aunque sea fuera de la ley

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Xavier Sabaté, recién estrenado presidente del grupo parlamentario del PSC, ha puesto hoy el acento de su discurso en el debate de política general en la economía y los recortes y en los tres objetivos en que, a su juicio, Artur Mas ha fracasado. Sabaté ha calificado de huida hacia adelante la convocatoria de elecciones porque 'ni los recortes ni las ambigüedades se pueden sostener mucho tiempo'. El presidente parlamentario socialista ha asegurado que la intención de Mas es 'continuar con la polítca de recortes que es una agresión a la clase trabajadora' y ha propuesto reformas frente a recortes para conseguir los objetivos económicos.

En su réplica, el presidente Mas ha asegurado que las elecciones 'no convenían desde un punto de vista partidista, porque podíamos haber seguido gobernando'. Mas ha acusado al PSC de tener una responsabilidad enorme en la situación de Catalunya y España y ha recordado que en 2010 fue CiU quien evitó que la Unión Europea interviniera económicamente al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

A pesar de que Sabaté ha intentado centrar su discurso en la economía y los recortes, la controversia más dura ha versado sobre la cuestión nacional que tiñe todo el debate de política general, aunque el portavoz socialista lo ha achacado a la falta de soluciones del gobierno. Xavier Sabaté ha acusado a CiU de intentar esquivar cualquier responsabilidad culpando a la herencia del tripartito y a la falta de respuesta del estado y de Europa. Frente a eso, ha dicho Sabaté, el presidente Mas 'apuesta por la ruptura, lo que provoca incertidumbre en un momento muy grave'.

El portavoz socialista ha reclamado a Mas que sea claro sobre 'cómo llegar a la falacia que es la independencia', ya que 'ha decidido convocar elecciones en vez de un referéndum'. Frente a esto, el presidente catalán ha reconocido que el gobierno 'tenía que responder al millón y medio de personas que salieron a la calle para pedir la independencia, dígase soberanía'. Mas ha asegurado que 'el objetivo de toda nación es convertirse en estado' y eso no supone ninguna ruptura que, según ha asegurado, 'es una terminología que emplean en España'.

El portavoz socialista ha recordado el papel del PSC 'a lo largo de la historia' en el compromiso con la libertad de Catalunya y de sus decisiones. Frente a la ruptura, Xavier Sabaté ha apostado por un nuevo encaje autonómico de Catalunya como un 'estado federado, como podría ser Baviera' pero sin romper con España por los lazos 'económicos, sociales, culturales y familiares, y, especialmente, porque muchos catalanes no quieren dejar de ser españoles'. 'Catalunya', ha expresado Sabaté, 'debe tener un trato fiscal justo y un respeto para la nueva identidad' y ha apostado por un cambio constitucional que permita un nuevo modelo de estado. Para Sabaté ese estado debería ser ejemplar en el reparto de cargas económicas entre sus ciudadanos. El presidente catalán ha ironizado con el 'nuevo federalismo' del PSC porque 'nunca ha habido ninguno, así que no se sabe cual es el nuevo'.

Xavier Sabaté, además, ha pedido a Mas que aclare 'qué son los objetivos nacionales' y ha reconocido que si 'fuera independentista me enfadaría con usted porque continúa nadando en la ambigüedad'. Ha reclamado también a Mas que explique si una consulta de autodeterminación sería 'legal o rehuiría la legalidad'. El presidente ha emplazado al PSC a esperar la voz de las urnas para que se aclare la sensibilidad y la representatividad de cada uno. Artur Mas ha recordado que ayer ya habló de 'una legislatura histórica' la que viene 'en la que Catalunya ejercerá el derecho de autodeterminación, si es posible, a través de un referéndum autorizado', pero 'la consulta se habrá de hacer aunque sea fuera de la ley'. Sabaté se ha mostrado de acuerdo en el momento histórico y ha culpado a Mas de no tener cintura negociadora, recordando la figura del presidente Tarradellas que encabezó un gobierno de unidad, en el que estaban los socialistas, en otro momento trascendental de Catalunya, la consecución del primer estatuto de la democracia. Mas se ha defendido recordando la negociación que llevó a cabo por el estatuto con José Luis Rodríguez Zapatero que desencalló la reforma estatutaria que pretendía llevar adelante el gobierno tripartito.