Público
Público

El PSC reivindica su fuerza facilitando la investidura de Mas

El PSC se abstendrá tras arrancar concesiones a CiU; ERC votará en contra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSC más jibarizado de su historia encontró ayer la fórmula de mostrarse como una fuerza central, con influencia y sentido de país. A cambio, ahorrará a Mas la foto con la que tenía pesadillas desde hacía meses: la de una investidura propiciada únicamente por el PP.

Lo hizo posible un acuerdo entre las dos grandes fuerzas catalanas ultimado ayer. Aunque CiU siguió manteniendo reuniones con PP y ERC, la prioridad de Mas era el pacto con el PSC. Por un lado, quiere exorcizar cualquier referencia a un nuevo Pacto del Majestic, del otro, tener los mínimos votos contrarios y dar pruebas de su buena voluntad.

Como exigía el PSC, el pacto fue escrito. Recoge el apoyo del PSC a medidas propuestas por CiU en el ámbito económico a cambio de, como avanzaba ayer este diario, iniciar una ley electoral catalana.

En total, son 18 acuerdos entre los que destaca el de preservar el modelo educativo catalán, lo que equivaldría a ignorar la sentencia de ayer. Pero también hay dos aspectos importantes en cuanto a la relación con el Estado: CiU se compromete a incluir a la oposición a las negociaciones bilaterales reivindicación que Montilla no escuchó y también que cualquier reforma del marco estatutario o constitucional que impulse el Govern deba tener el apoyo del PSC. Esto, según se apresuraron a aclarar las partes implicadas, no implica que la búsqueda del concierto económico desaparezca, ya que para CiU la nueva financiación depende exclusivamente de modificar la LOFCA.

En cuanto al PP, ayer se esforzaba por mantener la intriga y supeditar su voto al discurso de Mas. Sin embargo, en el Congreso se daba por segura la abstención.

Quien anoche se veía votando no era ERC. Los independentistas vieron cómo CiU rechazaba tres de sus 11 condiciones: el impulso de una ley de transparencia, la creación de una comisión por el concierto económico y la inmediata aplicación de la Ley del Cine. No es imposible que Mas cambie de criterio, pero ya no necesita hacerlo.