Público
Público

El PSE reprocha al PNV que actúe de "delegado del Gobierno" en Euskadi

Insiste en la autonomía de los socialistas vascos para decidir los pactos poselectorales al margen del PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSE y el Gobierno vasco están molestos con el PNV por haber conjugado, los dos últimos años, una estrategia de entendimiento con el PSOE y el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y desapego absoluto con los socialistas vascos. La portavoz del Ejecutivo vasco, Idoia Mendia, exteriorizó ayer tal malestar con estas palabras: 'El PNV actúa ahora mismo como el delegado del Gobierno'.

El reproche de la portavoz del Gobierno vasco no se produce en un momento baladí. Ahora que está en el aire la Diputación de Guipúzcoa, donde Bildu fue la fuerza más votada en las elecciones, y en grandes municipios conquistados también en las urnas por la coalición abertzale, los socialistas vascos temen que el PNV tenga la tentación de buscar, a sus espaldas, un acuerdo poselectoral con el PSOE.

Iñigo Urkullu se reunió el miércoles con Rodríguez Zapatero

Ese temor se respira entre los socialistas vascos, de ahí que traten ahora de adelantarse a posibles acontecimientos. Antes de que la portavoz del Gobierno de Patxi López hablara ayer en esa clave en una entrevista en ETB, la televisión pública vasca, el propio lehendakari ya había dado el aviso la víspera ante los 187 miembros del comité nacional del PSE, al advertir al PNV de que no 'haga excursiones a Madrid' para buscar allí con el PSOE un acuerdo de gobierno para Guipúzcoa, 'buscando menospreciar' a los socialistas vascos. 'Las decisiones se toman aquí', agregó, entre el aplauso del cónclave del PSE.

Precisamente, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, se entrevistaba el miércoles con Zapatero para analizar la actual situación política. En una entrevista en la Ser, Urkullu admitió que 'hace muy poquito' había viajado a Madrid, pero le replicó a López que 'se equivoca' si piensa que esos viajes 'son para hablar de pactos en los municipios o diputaciones'.

A los socialistas vascos aún les escuece cómo se fraguó en Madrid, entre el Gobierno y el PNV, el pacto para el desarrollo íntegro del Estatuto de Gernika dentro de las negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado de este año. La portavoz del Gobierno vasco pasó por alto este episodio, pero sí se refirió el intento hecho por el PNV en Madrid, hace dos años, para 'tratar de impedir que Patxi López se presentara a la investidura como lehendakari'. Tras recordar aquel viaje, consideró 'muy oportuna la advertencia' hecha por López el miércoles al PNV y a 'todo el mundo que quiso oírlo'. 'Lo que expresó es que el PSE es un partido autónomo a la hora de tomar decisiones y que la política de pactos se hace y se decide en la Ejecutiva de Euskadi', agregó, en un mensaje que también alcanza al PSOE.

PSE y PP ven al PNV abierto a pactar un gobierno para Guipúzcoa

La condición del PSE para apoyar la investidura del candidato del PNV a diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, es que antes el partido nacionalista les garantice la reedición de sus alcaldías en San Sebastián, Andoain y Errenteria, donde Bildu es la primera fuerza, pero sin mayoría absoluta. La fecha tope para la entente es el 11 de junio, cuando se constituirán los ayuntamientos.

Los socialistas vascos temen que el PNV esté tentado de buscar, en Madrid, su apoyo forzado a Olano para la Diputación, sin respaldar antes a sus candidatos en esas tres localidades, sobre todo en la capital guipuzcoana, donde el partido nacionalista ya ha anunciado que no apoyará a Ernesto Gasco, el nuevo cabeza de lista del PSE tras la salida precipitada de Odón Elorza, alcalde desde 1991. La portavoz del Gobierno vasco entró también en la pelea cuerpo a cuerpo contra el presidente del PNV por haber pedido la dimisión del lehendakari por los resultados en las elecciones, los peores del PSE en los últimos 30 años.

Mendia dijo que su partido no esquiva la 'autocrítica' e instó también a Urkullu a reflexionar: 'Desde que ha sido presidente del PNV, ha ido de derrota en derrota porque perdió el Gobierno vasco y, en estas elecciones, se puede decir que el PNV se ha convertido, más que nunca, en lo que fue en origen, un partido vizcaíno y para vizcaínos, porque en Álava está bastante lejos y en Guipúzcoa ha quedado por debajo, ha perdido todo el poder, salvo cuatro ayuntamientos'.

Bildu acredita hoy a 17 junteros y arranca el plazo para constituir las Juntas

La jornada discurrió, no obstante, en Euskadi con nuevos movimientos en pos de pactos poselectorales. El PNV, que ya anunció que iba a desarrollar una ronda por iniciativa propia, recibió en el Parlamento vasco, por separado, al PSE y al PP. Antes lo hizo con EB y Aralar y el lunes lo hará con Bildu.

El consejero vasco del Interior, el socialista Rodolfo Ares, y el secretario general de los conservadores vascos, Iñaki Oyarzabal, coincidieron en señalar que no ven ninguna puerta cerrada en el partido nacionalista a un acuerdo.

Urkullu aclaró poco después la postura de su partido, al rechazar que pueda haber 'pactos globales' con PSE y PP porque 'estamos en otro tiempo'. 'Habrá una interpretación municipio a municipio y territorio a territorio', zanjó.

Bildu, por su parte, dio ayer un nuevo paso hacia la constitución del gobierno en la Diputación de Guipúzcoa. Su cabeza de lista, Martin Garitano, confirmó que hoy mismo 17 de los 22 candidatos de la coalición, integrada por EA, Alternatiba e independientes, se acreditarán ante las Juntas Generales. Con este trámite del tercio de los 51 miembros de la Cámara foral del territorio, empezará a correr el plazo para su constitución, el 13 de junio. Una vez cumplida esa formalidad, se abrirá otro plazo de 15 días para la elección del nuevo diputado general.

Garitano reivindicó que Bildu es 'un factor de estabilidad' para gobernar Guipúzcoa desde la Diputación porque es capaz de alcanzar pactos puntuales con Aralar, el PNV y el PSE, en este caso en políticas de izquierdas, a lo largo de la legislatura.