Público
Público

Los psiquiatras califican a Bretón de "manipulador"

Los informes psicológicos y psiquiátricos aclaran que, aún así, "no tiene ningún tipo de trastorno mental"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Bretón, el padre de Ruth y José, los dos hermanos desaparecidos de Córdoba hace ya más de tres meses, no sufre ningún tipo de trastorno mental. Al contrario, se trata de una persona absolutamente normal, según concluyen los informes psicológicos y psiquiátricos a los que ha sido sometido por orden del juez de Córdoba que lo mantiene en prisión acusado de ser el culpable de la desaparición de sus dos hijos. Ambos estudios periciales señalan que Bretón es 'manipulador' y muy inteligente (tiene un cociente intelectual de un 121%, cuando la media está en el 80-90%).

El padre de Ruth y José, que seguirá en la cárcel después de que ayer el juez ordenara prorrogar el secreto de sumario, no sufre 'ningún trastorno mental', según los dos psiquiatras que lo han analizado en estos tres meses, ni 'ningún trastorno de la personalidad', según concluye la psicóloga del Instituto Anatómico Forense en su estudio pericial. Pero sí que observan otro tipo de rasgos en su comportamiento: es frío, calculador, metódico y obsesivo. Estas conclusiones coinciden con las de los informes previos que, como adelantó Público en diciembre, describían a Bretón como 'metódico', 'obsesivo' y 'planificador', capaz, presuntamente, de tramar hasta el último detalle sus acciones.

El abogado de Bretón, José María Sánchez de Puerta, valoró ayer que tras conocer el resultado de estos dos informes descartaba 'totalmente la línea de defensa médico-legal'. Desde el primer día, el letrado que atiende al padre de Ruth y José sostuvo que Bretón podía sufrir un trastorno de la personalidad e, incluso, bipolaridad. 'Según estos informes, José Bretón tiene una mente totalmente diáfana', reconoció Sánchez de Puerta, quien ya estudia una nueva estrategia de defensa.

Mientras tanto, el juez que instruye el caso, José Luis Rodríguez Laín, prorrogó ayer el secreto de sumario tras levantar sólo el correspondiente a los estudios psiquiátricos y psicológico. El magistrado alega que aún se están elaborando diversos informes policiales. La Fiscalía, por su parte, insiste en los 'nuevos indicios' hallados durante la investigación como el motivo para mantener el secreto de sumario hasta el 25 de febrero. El abogado defensor se queja de la 'indefensión' de su cliente mientras siga sin tener acceso a los siete tomos con los que cuenta ya el sumario.