Público
Público

El PSM critica a Aguirre por lanzar globos sonda sobre el copago farmacéutico

"Si los medicamentos los tenemos que pagar el 44%, no veo por qué tiene que haber cada vez menos gente que lo pague", afirmó Aguirre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Es necesario revisar el modelo de copago farmacéutico, pero con un profundo conocimiento del sistema y siguiendo los canales que para ello dispone la democracia. Así respondió ayer el Partido Socialista de Madrid (PSM) al mensaje lanzado el lunes, sin concretar, por la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre.

'Es irresponsable que un político lance globos sonda con absoluto desconocimiento del sistema', criticó ayer el secretario de Sanidad del PSM, José Manuel Freire. Aguirre, al salir de un encuentro con el rey, dijo a los medios allí presentes: 'Si los medicamentos los tenemos que pagar el 44% [en referencia a la población activa], no veo por qué tiene que haber cada vez menos gente que lo pague' [entre la población pasiva]. Freire recordó a la presidenta que el copago no es del 44% del coste de los fármacos sino del 40%. 'Si quiere plantear un tema, que lo haga en el Parlamento', insistió.

Aún así, reconoce que el copago farmacéutico 'es injusto, está mal planteado y debe ser revisado'. El sistema actual exime a los jubilados del pago de las recetas, 'porque se consideró en su día que era una pensión en especie', que completaba la paga, explica Freire. Hoy hay pensionistas que cobran más que un trabajador, algo 'injusto', admite.

El debate del copago farmacéutico es visto por sindicatos y asociaciones de profesionales como la puerta de entrada trasera a tener que pagar por la prestación sanitaria. Así, la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM) no admite cambios. 'Es terrorífico que se pueda plantear', critica su presidente, Marciano Sánchez-Bayle. Recuerda que los medicamentos que consumen los jubilados los recetan médicos. Por tanto, destaca que hacerles pagar parte de los fármacos no hará disminuir su consumo. 'Lo único que puede variar es que haya personas que no puedan pagarlos. Las pensiones son muy bajas. Además, las personas mayores llevan toda la vida cotizando y pagando impuestos', insiste. Sánchez-Bayle explica que si hay jubilados con rentas más altas, sus impuestos deben ser más elevados, pero nunca se les debe hacer copagar los fármacos.

Por su parte, Antonio Gómez Liébana, de la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS) de Madrid, también critica ampliar el copago farmacéutico. 'Lo que no puede ser es que quienes han estado manteniendo el sistema tengan que pagar. Hay otras medidas para ahorrar', asegura. Gómez apunta hacia las compras de medicamentos centralizadas, es decir, que el Estado adquiriera los fármacos de uso más común, lo que rebajaría el precio. También insiste en la posibilidad de que los medicamentos se dieran en los centros de salud, con las dosis exactas, como se hace en los países nórdicos.