Público
Público

El PSOE abre su programa a expertos y colectivos sociales

La ponencia "no se construye en los muros de esta casa", subraya Narbona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 'deseo' de 'contribuir a una profunda renovación del proyecto socialista para ser mucho más útiles a la sociedad' exige otros métodos, otras formas, otras soluciones. Una, la que ayer anunció el PSOE, es mirar hacia fuera, abrir puertas y ventanas en la elaboración del programa para las próximas generales. Consultar y dialogar con expertos y organizaciones ajenos al partido para que aporten sus propuestas de continuidad y cambio al candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Fue la exministra Cristina Narbona, la responsable de la ponencia de la Conferencia Política que, del 30 de septiembre al 2 de octubre, diseñará los pilares básicos del programa electoral, la encargada ayer de anticipar esa apertura del PSOE hacia el exterior.

Empleo, educación y reforma electoral centrarán las mesas de debate

Por lo pronto, se adelantó el formato, el procedimiento: en septiembre se celebrarán 'al menos tres' encuentros con expertos, empresarios, sindicatos o activistas de ONG, personas y colectivos 'con gran capacidad de análisis' y comprometidas con la 'transformación social'. Cada acto abordará, uno a uno, tres ejes primordiales de actuación que citó Rubalcaba en su discurso de proclamación oficial como candidato, el 9 de julio: reforma de la Ley Electoral, 'creación de empresas para la creación de empleo' y educación y formación profesional. En el equipo del exvicepresidente añadieron que 'lo más posible' es que se pueda concretar un cuarto foro de debate.

Después, ya en plena Conferencia Política, se abrirán 'mesas de discusión' sobre todos los 'desafíos' planteados por Rubalcaba: empleo, economía 'más sana y competitiva', reforma electoral y políticas de igualdad de oportunidades. 'La ponencia que prepara el PSOE no se construye en los muros de esta casa', subrayó Narbona gráficamente.

Narbona insiste en que el candidato está listo para cualquier 'horizonte' electoral

No emergieron nombres ni de expertos ni de colectivos, por más que se le preguntó a la exministra. Queda todo agosto para cerrar la identidad de los invitados. Fuentes socialistas citaron como ejemplo al sociólogo de la Complutense Julián Santamaría como uno de los analistas más reputados en el área electoral. ¿Y se dará cabida a representantes del 15-M? Narbona señaló que los socialistas están abiertos a todo aquel que quiera 'trabajar' con ellos, pero rechazó la idea de 'forzar los procesos' o 'condicionar' al movimiento. Es preferible 'respetar' sus pasos, cómo sus integrantes han decidido organizarse, aunque sea 'muy positivo' que anteayer llevaran al Congreso sus propuestas de cambio.

Narbona iluminó la regla que debe presidir todos los trabajos: la consecución de una 'globalización más justa', la apuesta por una triple sostenibilidad económica, social y ambiental y la búsqueda de una salida a la crisis en la que contribuyan más quienes 'se han visto menos afectados' por ella. Es decir, pensar en la 'redistribución y la justicia'. La ponente del programa recordó que Rubalcaba ya pidió 'echar el resto' y trabajar 'con seriedad, desde el realismo, pero con ambición', articulando un 'proyecto de futuro que irá más allá de las próximas elecciones'.

Respecto a la reforma electoral, una de las propuestas más vistosas del candidato, Narbona reiteró el propósito del PSOE de 'avanzar hacia una mayor proporcionalidad y una mayor cercanía' al votante. No se ha sondeado al resto de partidos, pues aún se sopesan 'ventajas y límites' de cada una de las opciones de cambio, algunas de las cuales, dijo, implican retocar la Constitución. Otras, no.

Rondó de nuevo la incertidumbre de la convocatoria electoral. Narbona se atuvo a la tesis oficial: José Luis Rodríguez Zapatero decidirá. Aseguró, no obstante, que el equipo del candidato está preparado para 'cualquier horizonte temporal'. En ese sentido, el barómetro del CIS, hecho público el miércoles y que pronosticaba un recorte de la ventaja del PP gracias al efecto Rubalcaba, no ha cambiado los 'ritmos', el 'enfoque' o el 'entusiasmo' con el que trabaja Ferraz. Todo, pues, parece intacto.