Público
Público

El PSOE acepta todos los debates con Rajoy que piden las televisiones

El PP garantiza un cara al cara con el candidato socialista "una vez que se hayan negociado las condiciones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El debate sobre los duelos televisados entre los candidatos a las elecciones generales del próximo 20 de noviembre arrancó ayer. Y como suele ser habitual, lo hizo con polémica. Los equipos de campaña de PSOE y PP aún no se han sentado para estudiar la fórmula y posibilidades de ofrecer uno o varios cara a cara de sus candidatos. Pero ambos partidos han empezado ya a dar algunas pistas de su disponibilidad.

Mientras los socialistas aseguraron ayer que su candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, acepta participar en todos los debates televisados con Mariano Rajoy propuestos por la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión y por La Sexta, Telecinco y Antena 3, los conservadores optaron por dejar la decisión en cuarentena. 'Rubalcaba tendrá la oportunidad de debatir con Rajoy una vez que se hayan negociado las condiciones', matizó ayer Esteban González Pons, vicesecretario de Comunicación de los conservadores a través de un comunicado.

Pons dice que el candidato socialista tiene «ansiedad» por salir en televisión

Las palabras de Pons respondían a otro comunicado emitido con anterioridad por el PSOE. En este, la directora de campaña socialista, Elena Valenciano, aseguraba que Rubalcaba 'acepta participar en los debates televisivos que han sido propuestos tanto por la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión como por varias televisiones [...] en el marco de la próxima campaña electoral'.

La respuesta de Valenciano a la Academia de Televisión y a las mencionadas cadenas llegó vía carta, según informaron ayer los socialistas.

El PSOE asegura que debatirá «incluso en la playa si Rajoy sigue de vacaciones»

En la misiva a la Academia, la directora de la campaña de Rubalcaba recuerda que aceptar esta invitación es 'compatible' con la 'voluntad' del candidato 'de participar también en otros debates similares que eventualmente puedan organizar las distintas cadenas nacionales de televisión'.

Por otra parte, Valenciano remitió también sendas cartas a los diferentes responsables de informativos de La Sexta, Telecinco y Antena 3. En ellas, deja constancia de la disponibilidad de Rubalcaba a aceptar sus propuestas 'en los términos que se acuerden' con las respectivas cadenas y Mariano Rajoy.

El comunicado emitido ayer por la responsable de campaña socialista deja, además, la puerta abierta a otros formatos. Lo hizo al transmitir a los responsables de informativos la voluntad de su formación 'de participar como partido en cualquier otro debate' que se organice 'entre las distintas fuerzas políticas'.

El PP, por su parte, prefirió poner el acento en el hecho de que todavía no se han negociado las condiciones para un duelo Rajoy-Rubalcaba. Así, horas después de que Valenciano exhibiera la total disponibilidad del socialista, González Pons aseguraba que 'el PP enviará representación y estará en todos los debates a los que se le convoque'.Para el dirigente conservador, el socialista tendrá un cara a cara con Rajoy, pero el anuncio se hará cuando corresponda.

En el PP exhibían ayer su asombro por el hecho de que el PSOE anunciara que aceptaba 'todos los debates electorales' de Rubalcaba con Rajoy, cuando los dos partidos no se han sentado todavía a hablar sobre el formato ni la estructura del posible duelo. 'Es un anuncio que no va a ningún sitio', resumía un diputado.

Pese a que Pons señaló en su comunicado que el PP cree en los debates y 'cuantos más se celebren, mejor', no ocultó la sorpresa de los conservadores por 'la ansiedad que tiene el candidato socialista por salir en todas las televisiones y por acudir a cualquier tipo de convocatoria sin atender a las circunstancias que le rodean'.

A juicio del portavoz de la campaña del PP, 'la campaña de Rajoy no va a basarse en salir en televisión sino en estar cerca de la gente. Debatirá con Rubalcaba, pero dedicará todo el tiempo posible a estar cerca de los españoles que tienen problemas'. Una situación que quiso contraponer a la del socialista. Para Pons, su jefe de filas 'es capaz de hablar con la gente'. Pero el exministro del Interior 'después de los cinco millones de parados, es difícil que pueda presentarse ante un escenario no controlado'.

Pese a estas palabras, el líder del PP no es muy dado a hablar en sus apariciones públicas. En lo que va de año sólo ha concedido dos ruedas de prensa en la sede nacional de su partido. La campaña, según Pons será 'de proximidad' y de 'cercanía'. Porque el partido quiere un candidato 'real, reconocible y cercano', frente a un Rubalcaba que va camino de convertirse en 'un busto parlante'.

Desde el comité electoral del PSOE lamentaron ayer la respuesta del PP a las ofertas de debate. Y confiaron en que 'la primera respuesta de los conservadores no oculte su intención de poner trabas a estos encuentros'.

Asimismo, el comité de campaña de Rubalcaba se mostró sorprendido por el hecho de que Pons dijera que Rajoy no va a basar su campaña en salir en la televisión, 'cuando el candidato del PP lleva una semana saliendo con el mismo traje y la misma imagen de una entrevista grabada hace días en su lugar de veraneo'. En este sentido, la dirección de los socialistas mostró su disposición 'a celebrar un debate incluso en la playa si Rajoy va a seguir indefinidamente de vacaciones'.