Público
Público

El PSOE acusa a la extrema derecha de organizarse para increpar a Zapatero

El PP denuncia una "gran operación de censura" para acallar a los protestantes, alejándolos de la tribuna donde se encontraba Zapatero y los Reyes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz del PSOE en la comisión de Defensa del Congreso, Jesús Cuadrado, ha denunciado hoy que 'grupos radicales de extrema derecha' se han organizado para abuchear y silbar al jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional.

Cuadrado ha asegurado que los integrantes de estos grupos se han situado estratégicamente y con mucha antelación al inicio del desfile con el único objetivo de abuchear a Zapatero. Fuentes de la organización del desfile explicaron que los pitidos no han sido generalizados y se han localizado en puntos muy concretos del recorrido.

Han precisado que partían de grupos organizados y coordinados que han utilizado las redes sociales y mensajes SMS para proferir sus gritos y abucheos contra el presidente del Gobierno, incluso en los momentos más íntimos como el homenaje a los caídos. Jesús Cuadrado ha subrayado que la opinión pública debe conocer estas prácticas de la extrema derecha, a la que ha acusado de hacer un uso espurio de la Fiesta Nacional.

'Lo que más nos preocupa a los socialistas es que puedan llegar a dar la imagen de que quien protagoniza la Fiesta Nacional es la extrema derecha', ha añadido antes de calificar de 'miserable' su actitud por intentar hacerse notar especialmente en un momento de silencio como el homenaje a los caídos por España. Los gritos en ese momento son, a su juicio, una falta de respeto a todos, empezando por las propias víctimas y sus familiares. Cuadrado ha confiado en que el PP 'tenga la inteligencia suficiente' como para desmarcarse claramente de esas actitudes y no caiga en la 'tentación' de utilizarlas.

Respecto a la ausencia de la bandera de Venezuela del desfile (cuando estaba previsto que estuviera presente como uno de los nueve países que celebran el bicentenario de su independencia), se ha limitado a señalar que las razones habrán sido explicadas y a destacar la concordia entre España y los países latinoamericanos.

Las Juventudes Socialistas de Madrid (JSM) han denunciado hoy 'la convocatoria para abuchear al presidente del Gobierno durante el desfile de las Fuerzas Armadas que han realizado las Nuevas Generaciones del PP de Madrid a través de la red social Twitter. El Secretario General de JSM, Daniel Méndez, asegura en un comunicado sentirse 'apenado' por el hecho de que 'el Partido Popular emplee a sus jóvenes no como fuente de ideas y de contacto con la sociedad', y que estos 'degradan la convivencia a cambio de un titular'.

Según Méndez, 'es especialmente grave que convoque estos abucheos en el acto de homenaje a las Fuerzas Armadas, donde se reconoce el valor de quienes han caído sirviendo a España y defendiendo valores como la democracia y la libertad'. El líder de los jóvenes socialistas madrileños ha reclamado a 'la organización juvenil conservadora y también al PP de Madrid que pidan disculpas a los familiares de los homenajeados por enturbiar este acto'.

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, David Pérez, ha manifestado hoy su indignación por la 'forma vergonzosa' con que la organización del desfile de la Fiesta Nacional ha tratado 'de alejar al público para proteger a Zapatero de los abucheos de la gente'. Según Pérez, 'se ha hecho todo lo posible para salvarle la cara al presidente, auténtica ingeniería, para impedir que se acercara la gente, que había madrugado muchísimo para participar en una fiesta que es de todos'.

Como ejemplo de lo que ha calificado como 'una gran operación de censura', Pérez ha citado 'los cortes de calle a cientos de metros de distancia, tribunas absolutamente espaciadas, eliminación de las tribunas para el público e incluso la música enlatada que subían cuando sonaban los silbidos'.

A su juicio, estas medidas 'no tienen nada que ver' con las dimensiones de la Plaza de Lima, donde se situaron las tribunas de las autoridades, porque 'el año pasado ya se celebró en esa plaza y no se hizo ese cordón sanitario que se ha hecho para protegerle' al presidente del Gobierno. 'A ello han supeditado todo, incluso el derecho de la gente a participar en la Fiesta Nacional', ha continuado Pérez tras subrayar que con la distribución de las tribunas se pretendía 'ocupar mucho espacio pero con muy poca gente, mientras miles de personas estaban agolpadas detrás de vallas a medio kilómetro'.