Público
Público

El PSOE asegurará la estabilidad hasta 2011

Leire Pajín: "Haremos un ejercicio de responsabilidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si la garantía de estabilidad parlamentaria hasta el final de la legislatura que proporciona el pacto con el PNV y Coalición Canaria era ya motivo de euforia entre los socialistas, la ruptura de la coalición de gobierno entre el PP y los nacionalistas canarios ha sido un motivo añadido de satisfacción. 'Los Presupuestos tienen consecuencias y la primera está en Canarias', observó José Luis Rodríguez Zapatero.

'Me gustan las consecuencias del pacto de estabilidad', reconoció un miembro de la dirección del PSOE, en la que el divorcio entre el PP y CC provocó una sorpresa relativa. Sorpresa porque la fulgurante reacción del PP, tan sólo 24 horas después de cerrarse el pacto entre Zapatero y Paulino Rivero, tiene todos los visos de 'una pataleta política'. Relativa porque se tenían indicios de que, desde hace algún tiempo, 'existen tiranteces' entre los hasta ayer socios de gobierno en el archipiélago.

El Gobierno tenía indicios de 'tiranteces' entre CC y PP

El PSOE no quiso avanzar ayer oficialmente cuál será su estrategia ante la situación de minoría en la que se quedará el Gobierno de Rivero. Pero, según fuentes de su dirección, la lógica del propio 'pacto de estabilidad' conduce a que los socialistas den el apoyo necesario para que Coalición Canaria pueda mantener el Gobierno hasta las elecciones de mayo de 2011.

'Haremos un ejercicio de responsabilidad y de sentido común', dijo a Público la secretaria de organización, Leire Pajín, que no quiso precisar en qué forma se concretarán esas palabras. Al mismo tiempo, subrayó que los socialistas no van 'a renunciar a obtener la hegemonía electoral en Canarias'.

'Es la primera consecuencia de los Presupuestos', observa Zapatero

Pero la cercanía de los comicios autonómicos avala la presunción de que el PSC no entrará ahora a formar parte del Gobierno canario, de igual forma que la correspondencia con el 'pacto de estabilidad' en el Congreso respalda la hipótesis de un apoyo parlamentario en los asuntos fundamentales. 'La estabilidad política, en el conjunto de España y en Canarias también, es un valor supremo en estos momentos en que empezamos a ver el final de la crisis económica', apuntó en este sentido el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso.

La sustitución de Juan Fernando López Aguilar por José Miguel Pérez como líder de los socialistas canarios facilitará la colaboración, según se reconoce en la dirección del PSOE. López Aguilar, aunque consiguió que la suya fuera la lista más votada en 2007, apostó por la confrontación abierta con CC y PP, mientras que su sustituto, que ganó las elecciones primarias para ser el candidato electoral en mayo, tiene un perfil 'más pactista'.

Entre las posibles causas de la ruptura se apunta que las encuestas reflejaban una subida electoral del PP y el PSOE, y un retroceso de CC. El divorcio entre PP y CC contribuye a alentar la posibilidad de que los comicios de 2011 no sean tan desfavorables para el PSOE como se viene pronosticando. El escenario que se abre en Canarias recuerda al que existe en Navarra, donde el PSOE provocó también la ruptura del PP con la fuerza dominante en la comunidad foral, los regionalistas de UPN, que gobierna en minoría.