Público
Público

El PSOE busca evidenciar el bloqueo del PP al TC

Explora fórmulas con los otros grupos del Senado, que reúne hoy a la comisión para renovar a cuatro magistrados del alto tribunal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hoy martes, a las 16 horas, empezará en el Senado una nueva sesión de la Comisión de Nombramientos. Y acabará, previsiblemente, igual. Es decir, sin acuerdo. El PP, como ya sugirió la semana pasada su portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, solemnizará su rechazo a renovar las cuatro vacantes a magistrado del Tribunal Constitucional (TC). El PSOE ya da ese atrincheramiento por definitivo, por lo que ha pasado a la acción: a última hora de ayer seguía explorando con el resto de grupos de la Cámara alta cómo evidenciar de forma rotunda el bloqueo del PP, según confirmaron anoche a Público fuentes socialistas.

El tema se abordó ayer primero en maitines, en la reunión del núcleo duro del Gobierno y del partido, y después durante la ejecutiva federal del PSOE. En esta última intervinieron el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero; el vicesecretario general y ministro de Fomento, José Blanco; la secretaria de Organización, Leire Pajín; el secretario de Estado de Cooperación Territorial y número cuatro del PSOE, Gaspar Zarrías, y los tres portavoces parlamentarios, José Antonio Alonso (Congreso), Carmela Silva (Senado) y Juan Fernando López Aguilar (Eurocámara).

Los socialistas denuncian que el PP antepone su interés al del Estado

Todos ellos, según la narración de varios dirigentes, defendieron una misma estrategia, 'poner contra las cuerdas' al PP y dejar bien claro que Mariano Rajoy ha 'antepuesto los intereses de su partido a los intereses de las instituciones', con el único fin de ganar en los tribunales lo que no es capaz de ganar en las cámaras. 'Es tremendamente preocupante cómo el PP pervierte los resultados de las urnas, que dieron en 2004 y 2008 mayoría a los socialistas, con métodos espurios', analizaba ayer uno de los intervinientes.

Vistas las circunstancias, el PSOE intentaba trenzar anoche con los demás grupos del Senado Entesa Catalana, CiU, Senadores Nacionalistas (PNV y BNG) y Mixto una alianza para responder de forma conjunta al bloqueo decretado por los conservadores. Los socialistas decían haber percibido una 'disposición positiva' de los demás partidos.

Antes de 2011, ocho de las doce plazas del TC estarán vacantes

El objetivo último es 'visibilizar el aislamiento' del PP. Una posibilidad sería elevar al pleno de la Cámara alta una propuesta de cuatro nombrestres del PSOE, uno del PP, a sabiendas de que sería rechazada, pues se requiere una mayoría de tres quintos. Sin embargo, desde la dirección del Grupo Socialista no juzgaban anoche óptima esta solución, pues resultaría 'un poco violento' para los candidatos exponerse a una votación con garantía de fracaso. 'No podemos promover un tacticismo puro y duro', justificaban. También se podría cambiar la Ley del TC (ahora parada en el Congreso) como exigió Catalunya, pero el PSOE entiende que este sería, en todo caso, un proceso paralelo.

No obstante, antes de lanzar su estrategia, el PSOE quiere sondear hoy la reacción del PP en la Junta de Portavoces convocada a las 10, y en la Comisión de Nombramientos. En ambos casos, será Pío García-Escudero quien represente a los conservadores. La única salida es que el PP ofrezca un nombre alternativo al de Enrique López, ex portavoz del Poder Judicial y rechazado hasta dos veces por la Mesa del Senado por no reunir los requisitos profesionales exigidos.

En la ejecutiva federal del PSOE se describió la situación del TC como 'insostenible'. Cuatro magistrados agotaron su mandato en diciembre de 2007, otro más murió en mayo de 2008 y en noviembre el Congreso debería reemplazar a otros tres jueces. Es decir, que antes de que acabe el año, ocho de las 12 plazas del TC estarán ya quemadas, en funciones.

Blanco advirtió de que el PP pretende 'cerrar los espacios de acuerdo en los que sea imprescindible su concurrencia, incluida la arquitectura del Estado'. Los conservadores, tras la batalla del Estatut, quieren asegurarse una mayoría conservadora capaz de tumbar la Ley del Aborto.

Dos únicos aspirantes

En 2008, el presidente del Senado, Javier Rojo, abrió el proceso de renovación del TC, y por ello pidió a cada una de las autonomías que propusiese dos nombres. El PP sólo elevó dos candidatos: Francisco José Hernando y Enrique López, ex presidente y portavoz del Poder Judicial (CGPJ). El PSOE rechazó a dos jueces hostiles a las grandes leyes sociales de la pasada legislatura.

Reactivación 2010

En mayo de este año, el PSOE reactivó la renovación. López fue descartado hasta dos veces por la Mesa del Senado, que se basó en los informes de los letrados que aducían que el ex portavoz no cumplía los 15 años de ejercicio.

Nuevo portazo

En julio se convocó la Comisión de Nombramientos, por la que desfilaron 20 de los 22 candidatos. No hubo acuerdo. El viernes, Sáenz de Santamaría dio muestras de que el PP no facilitaría la renovación hoy.