Público
Público

El PSOE cae y queda a 6,3 puntos del PP

Los conservadores aumentan su ventaja pese a estancarse en el 40,4%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España está técnicamente fuera de la recesión, con un tímido crecimiento del 0,1%. Pero las sombras sobre la solidez de la economía no retroceden. Y han acabado por minar la credibilidad del Gobierno y sus expectativas electorales de voto. Tanto, que la distancia de 2,6 puntos que separaba a PSOE y PP en enero se ha agrandado hasta los 6,3 puntos cinco meses después.

En las últimas semanas se han encadenado las malas noticias para el Gobierno: la cuantía del rescate a Grecia, el descalabro de las bolsas, la rebaja de la calificación de la deuda por Standard & Poor's, el falso rumor de que España necesitaría un salvavidas como el heleno, el auxilio de la UE a la moneda única y el coste social del tijeretazo de José Luis Rodríguez Zapatero, sus nueve medidas para frenar el déficit, anunciadas el 12 de mayo y aprobadas el jueves en el Consejo de Ministros.

Ese es el paisaje que ha captado el último Publiscopio, elaborado entre el 20 de abril y el 19 de mayo a partir de 4.002 entrevistas.

Un panorama, el del fuerte deterioro del Ejecutivo por su gestión de la crisis y el acoso de los tiburones de los mercados a España, que se traduce en esa distancia de 6,3 puntos entre PSOE y PP, la mayor diferencia desde 2008. Según el sondeo, si las generales se celebrasen hoy, el Partido Popular recogería el 40,4% de los votos, y el PSOE, el 34,1%.

IU logra una gran subida desde enero: llega al 6,5%, un punto y medio más

La ventaja del partido de Mariano Rajoy no es, pues, un mérito propio. De hecho, no consigue mejorar. En enero, el último sondeo le auguraba un 40,4%. Exactamente igual que ahora. No ha capitalizado el desgaste del Gobierno. El dato sugiere también la incidencia del caso Gürtel.

El PSOE se desploma. Cae del 37,8% de enero al 34,1%, 3,7 puntos menos. En intención declarada de voto, se palpa ese declive: los socialistas bajan del 23,1% de principios de año al 19,9%, su peor registro. El PP crece ligeramente y pasa del 22,9% al 24,7%. No es este su mejor porcentaje: en abril de 2009, se anotó un 26,6%.


Los corrimientos de voto se reproducen asimismo entre los partidos minoritarios. Izquierda Unida se consolida como tercera fuerza y escala hasta el 6,5%. El salto, de 1,3 puntos con respecto al último Publiscopio, es el mayor experimentado desde 2008 por la federación que dirige Cayo Lara. Por primera vez supera el umbral psicológico del 6%.

Unión, Progreso y Democracia sigue su carrera oscilante, de subidas y bajadas. En mayo, alcanza su techo, el 6,4%, otro 1,3 por encima de su anterior registro. La distancia con IU se mantiene intacta: una décima.

CiU confirma la curva de crecimiento que viene describiendo desde octubre. Ese mes, la encuesta le atribuyó un 2,2% de los votos. En enero, un 2,8%. Y ahora, en mayo, mejora cuatro décimas, hasta llegar al 3,2%, su mejor resultado desde las generales.

Díez sigue como la política mejor valorada y Zapatero baja al quinto lugar

En el resto de fuerzas nacionalistas, los movimientos son menores. ERC crece del 1,1% al 1,2%. El PNV, por el contrario, sufre el camino inverso: resta una décima al 1,2% de voto que tenía a comienzos de 2010. El BNG, por último, se queda con el mismo porcentaje que el sondeo le otorgó en enero, un 1,2%.

La valoración de los políticos dibuja una senda a la baja. Los líderes de las cuatro fuerzas de ámbito estatal PSOE, PP, IU y UPyD resultan penalizados por los ciudadanos.

El Publiscopio muestra, por segunda vez consecutiva, que Rajoy recibe una mejor calificación de los encuestados que Zapatero, aunque los dos suspenden. La nota del líder del PP tercero en aprecio ciudadano cae dos décimas y se sitúa en el 4. El presidente del Gobierno pierde ese suelo del 4 y cede una posición, hasta el quinto puesto. Los españoles le adjudican un 3,6.


En los dos casos, se trata de las notas medias en todo el país. Pero hay diferencias entre autonomías. El jefe del Ejecutivo saca su mejor puntuación (3,8) en la Comunitat Valenciana y Catalunya (3,7). Su apoyo en Andalucía se resiente: pasa del 4,2 al 3,6. La Comunidad de Madrid le concede, otra vez más, la calificación más baja, un 3,3.

Paradójicamente, Zapatero, en las demás CCAA gobernadas por los socialistas, recibe una nota inferior a la que le asignan el resto de los territorios dirigidos por el PP. Las primeras le ponen un 3,6. Y las segundas, un 3,7.

El jefe de la oposición no logra explotar el desgaste del Gobierno

Rajoy continúa la lógica: es mejor valorado en las autonomías conservadoras (4,7) que en las socialistas (un punto menos). No obstante, su nota media en Andalucía es la más alta (4,3). Le siguen Valencia (4,1) y Madrid (3,9), el semillero de votos de Esperanza Aguirre. Catalunya impone una puntuación pésima al presidente del PP, un 3,1.

Rosa Díez, portavoz de UPyD, se mantiene en el podio como la política más apreciada por los ciudadanos, aunque ya pierde el aprobado: cae del 5 al 4,6 en el conjunto de España. En Andalucía y Madrid, no obstante, supera el 5.

A Díez le sucede el presidente de CiU, Artur Mas, al que los ciudadanos asignan la misma nota que en enero, un 4,3. Detrás de él Rajoy y, en cuarto lugar, aunque con dos décimas menos, Lara (3,8). El líder de IU aún es poco conocido: le pone cara un 39%. Cierran la lista Zapatero, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu (3,5) y el máximo dirigente de ERC, Joan Puigcercós (3,3). Los dos clavan su nota de enero.

LAS AUTONOMÍAS, PARA EL PP
El ‘Publiscopio' refleja un retroceso significativo del PSOE en su principal bastión electoral, Andalucía. En intención declarada de voto -la que los encuestados expresan, antes de que se traten posteriormente los datos-, los socialistas se sitúan en el 20% (en enero era un 26%). El PP crece ocho puntos, del 23% al 31%. En Catalunya, ambos partidos bajan y obtienen un 20% y un 12%, respectivamente. En Madrid, el PSOE consolida su 19%, y ahí es Esperanza Aguirre quien cae del 27% al 23%. El mismo fenómeno se repite en Valencia, donde los socialistas se asientan en el 25% y Francisco Camps cede tres puntos, hasta el 27%. En el resto de autonomías gobernadas por el PSOE, este partido obtiene el 18% (frente al 21% del PP). En las demás bajo Gobierno conservador, un 33% quiere votar al partido de Rajoy y un 20% a la formación de Zapatero.

POR GRUPOS DE EDAD
El PSOE gana al PP sólo en un sector de edad, el de los adultos de 45 a 59 años. En ese bloque, un 23% de los sondeados dice que votará a Zapatero, y un 20%, a Rajoy. En el tramo siguiente, triunfa el PP (30% frente a 21%). Los jóvenes de 18 a 29 años se inclinan por los conservadores, al igual que los mayores de 30.

RAJOY, MÁS APRECIADO
Los votantes del PP otorgan a su líder una mejor puntuación (6,2) que la que conceden los del PSOE al suyo (5,1). A su vez, los electores conservadores asignan un suspenso muy bajo a Zapatero (1,9). Los socialistas son más condescendientes con Rajoy, al que endosan un 2,9.