Público
Público

El PSOE cambia de estrategia tras la presión de sus bases

Los socialistas reconocen que "no se puede seguir tendiendo la mano" a quien no quiere que se le tienda. Valenciano afirma que "Rajoy deprime todo lo que toca"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección del PSOE parece haber percibido que su estrategia de oposición 'responsable' con la que se estrenó Alfredo Pérez Rubalcaba tras su debacle en las urnas no está dando resultados ni en su intento por ayudar al Gobierno en ciertos asuntos, ni en su trabajo por recuperar la confianza de los ciudadanos. Por eso apuestan por un cambio, un endurecimiento en sus posturas que a través de un 'trabajo responsable y riguroso' y con la 'humildad' que requiere el haber sufrido la mayor derrota electoral el 20-N, les permita recuperar la 'confianza de verdad' de los españoles.

Fuentes de la cúpula de los socialistas consideran que 'no se puede seguir tendiendo la mano' a un Gobierno como el de Mariano Rajoy que no quiere que se le tienda la mano y sigue sin responder a los acercamientos del principal partido de la oposición. Por eso, después de ocho meses tratando de consensuar las reformas en el Parlamento, -lo que les llevó incluso a abstenerse en la aprobación de la reforma del sistema financiero- han decidido confrontar su propuesta a la del Ejecutivo con más contundencia, con el objetivo de 'construir una verdadera alternativa progresista y de gobierno'.

La cúpula del PSOE no cree que vaya a funcionar un cambio de estrategia 'urgente' y rápido. Los socialistas no pueden 'travestirse' después del trabajo realizado en estos últimos meses. Sino que el cambio se deberá hacer 'con responsabilidad' para volver a meterse en el bolsillo a los cientos de miles de votantes que dejaron de confiar en ellos en recientes citas electorales.

Estas notas de la nueva melodía que parece estar componiendo la Ejecutiva del PSOE para este próximo curso político, parecen ir al unísono con las planteadas por el sector crítico con la labor de Rubalcaba en los últimos meses, y que ha quedado plasmada en el documento Por un PSOE útil que han hecho público varias decenas de militantes de base del partido , especialmente socialistas de Murcia y de Madrid.

El endurecimiento en la estrategia de oposición de la formación progresista ha quedado de manifiesto en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva federal que ha tenido lugar este lunes en la sede central del partido de la calle de Ferraz de Madrid. La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha comenzado su intervención recordando que hace tan sólo un año, el hoy presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hacía campaña por España 'atacando todo lo que ha hecho' desde su llegada al poder.

Valenciano ha recordado que el jefe del Ejecutivo dijo que iba a aportar confianza hacia la economía española, y que hoy hay 'mayor incertidumbre' que hace doce meses. Que aseguró que iba a proteger la educación y la sanidad, pero que un año más tarde 'no ha podido hacer más daño' en esos dos ámbitos. Y que afirmó que no iba a subir el IVA y lo ha incrementado, en algunos casos, en un 17%. 'Nadie se atreve a decir que Rajoy es un político de palabra', ha concluido.

La número dos del PSOE ha sido especialmente taxativa a la hora de valorar las palabras de Rajoy cuando, en una entrevista en varios periódicos europeos, aseguró que su labor de Gobierno responde a la 'realidad' que se ha encontrado al llegar a La Moncloa. En su opinión, esta afirmación sólo se explica en que el presidente del Gobierno 'es un incompetente o es un cínico'. Porque Rajoy, ha dicho Valenciano, ya conocía cuál era la realidad cuando llegó al Ejecutivo. Y 'la realidad', a su juicio, 'no es subir el IVA 17 puntos mientras perdona a los defraudadores', ni lo es 'despedir a profesores'.

Los socialistas se opondrán pues a esas políticas 'por convicción' pero también por 'razones económicas'. Porque 'nada funciona', porque 'el PP no tiene ninguna solución' contra la crisis y porque, en conclusión, 'todo lo que toca Rajoy se convierte en depresión'. Valenciano ha dicho que lo españoles 'no tienen por qué resignarse' ante este panorama, por lo que ha presentado a su partido como alternativa.

La batalla de los socialistas comenzará en las próximas semanas, con una ofensiva que se centrará, especialmente, en la reivindicación de la sanidad gratuita para los inmigrantes ilegales y en el intento por frenar la subida del IVA de los productos escolares y culturales.