Público
Público

El PSOE considera una "ofensa intolerable" las criticas de los obispos a la nueva Ley del Aborto

El secretario de Libertades Públicas de los socialistas, Álvaro Cuesta, cree que las palabras de los prelados son "un menosprecio al principio de legalidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Libertades Públicas del PSOE, Álvaro Cuesta, ha advertido este viernes al portavoz de la Conferencia Episcopal que se ha extralimitado al calificar la Ley del Aborto como 'licencia para matar a los hijos', palabras que, a su juicio, son una 'ofensa intolerable' a las Cortes y al sistema democrático.

Cuesta, que también es presidente de la Comisión de Justicia del Congreso, ha arremetido duramente en un comunicado contra Juan Antonio Martínez Camino, al considerar que sus declaraciones suponen 'un menosprecio al principio de legalidad de extrema gravedad y trascendencia'.

Dichas declaraciones 'descalificadoras e injuriosas contra una ley de un Parlamento democrático, son una extralimitación de la Iglesia católica y una ofensa al Estado Español', opina Cuesta.

También recuerda al portavoz de la Conferencia Episcopal que, en un país democrático, 'la ley es la expresión legítima de la voluntad popular formulada a través del Parlamento', de tal manera que 'el principio de legalidad y el respeto a las instituciones democráticas obliga a todos'.

'Frente a la ley se puede predicar el desacuerdo y la condena de su contenido, pero no la insurrección, ni el menosprecio al Parlamento', precisa Cuesta, antes de recordar que 'la Iglesia católica ni tiene bula ni es una excepción' en cuanto a la obligatoriedad de respetar los principios democráticos,

Desde el acatamiento y respeto al principio de legalidad, Cuesta avisa a la Iglesia de que sólo tiene un camino mientras la ley esté en vigor: manifestar su desacuerdo, agotar las vías de recurso o influir democráticamente para que sea recurrida, manifestar y recordar su moral y pedirle a sus fieles que no se acojan a las posibilidades que ofrece.

A este respecto, indica que la nueva norma, aprobada por un amplio respaldo mayoritario y que goza de la presunción de constitucionalidad, proporciona a las mujeres un abanico de posibilidades de actuación en clave de salud sexual y de respeto a su libertad e intimidad.