Publicado: 22.07.2012 14:03 |Actualizado: 22.07.2012 14:03

El PSOE cree que Rajoy condena a las mujeres a la "clandestinidad"

La secretaria de Igualdad de los socialistas, Purificación Causapié, advierte de que el anuncio de Gallardón de que la malformación del feto no será ya supuesto para abortar supone una "amenaza de penalizació

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSOE considera que el anuncio del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, de que la malformación del feto no será ya un supuesto para abortar, supone una "amenaza de una penalización total" que retrotrae a las mujeres "a la clandestinidad y la inseguridad sanitaria y jurídica".

En un comunicado difundido este domingo, la secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, reaccionó así al anuncio sobre la reforma de la ley del aborto realizado por Ruiz-Gallardón en una entrevista que publica hoy el diario La Razón. "El PP deja claras las opciones a las mujeres españolas respecto a la interrupción voluntaria del embarazo: si tenemos dinero podremos salir de España para hacerla, si no, corremos los riesgos de la clandestinidad, la inseguridad sanitaria y jurídica", según Causapié.

Para la dirigente socialista, con esta medida el Gobierno "busca el aplauso ultraconservador atacando a las mujeres y actuando contra lo que piensa la mayoría de los ciudadanos". "Con la propuesta del PP sobre derechos sexuales y reproductivos nos ponemos a la cola de Europa en cuanto a derechos y libertades de las mujeres", opinó Causapié, quien también juzgó que supone un "ataque más a los derechos de las mujeres españolas". Por último, remachó que el PP "siempre" tendrá al PSOE diciendo no "al ataque a los derechos de las mujeres y al desmantelamiento del Estado del bienestar".

Tomás Gómez subraya que el PP desea imponer su "integrismo radical y peligroso"

En su blog también comentó la noticia la vicesecretaria general del partido. Elena Valenciano recuerda los viajes a Londres en los setenta de las mujeres que querían abortar y que no podían hacerlo en España. Pero las que iban a la capital británica eran las "privilegiadas". "Las otras, o sea, la mayoría, abortaban en condiciones inseguras o directamente peligrosas en la cocina de alguna otra mujer", cuenta con amargura la número dos del PSOE, para concluir: "Esa era la realidad de una España que cerraba los ojos ante los centenares de miles de abortos ue se practicaban dentro y fuera de sus fronteras con desigual suerte, desde luego, para las ricas y para las menos ricas". Concluye su post con una pregunta que glosa toda el soporte argumentativo de los socialistas: "Señor ministro, ¿quiere volver a la hipócrita España de los 70?".

A través de un comunicado expresó su opinión Tomás Gómez. El líder de los socialistas madrileños acusó al titular de Justicia de "querer recortar el derecho de las mujeres a decidir sobre su embarazo e imponer su ideología al conjunto de la sociedad". "Es una muestra de que el Partido Popular no sólo recorta en lo económico, sino también en derechos y libertades. Quiere un retroceso, nos está llevado a tiempos de antes de la Constitución de 1978. Lo que le pasa al PP es que está en contra de que las mujeres puedan decidir", enfatizó, para concluir que el Gobierno desea "imponer a toda la sociedad su ideología de integrismo radical y religioso", y eso "no es posible en la España del siglo XXI".