Público
Público

El PSOE defiende su viaje a Cuba pese al "coste político"

Valenciano dice que la estrategia de bloqueo del PP no ha dado resultados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'A un gesto positivo, conviene contestar con otro'. En este contexto, enmarcó ayer la secretaria de política internacional del PSOE, Elena Valenciano, el viaje oficial de una delegación del partido a Cuba, que encabeza la secretaria de organización, Leire Pajín, y que había sido pospuesto en varias ocasiones. Es la primera invitación del Partido Comunista a los socialistas españoles desde la cursada en 1998, cuando Joaquín Almunia era secretario general.

En un encuentro con los medios, Valenciano asumió el 'coste en términos políticos evidente' que supone para el partido y para el Gobierno esta visita. Sin embargo, defendió, 'los avances de las libertades en la isla', a los que el PSOE ha contribuido con su estrategia de diálogo en materia de política exterior. Fundamentalmente, parala liberación de 52 presos políticos cubanos, la mitad de los cuales ya están en España.

'Se trata de liberar presos, sea cual sea su postura cuando salgan', dijo en alusión a la estrategia del PP de utilizarlos para 'sus fines partidistas'. El 'diálogo' y la 'capacidad de influir' demostrados por los socialistas, según Valenciano, contrasta con 'el bloqueo que proponía el PP y que no obtuvo resultados'. La responsable de política internacional se preguntó qué estaban haciendo los conservadores por conseguir la apertura de la isla. En su opinión, 'la propuesta de la derecha es ideológica, pero inútil para el avance de los derechos' .

Para poder ayudar a Cuba e impulsar un camino positivo de no retorno en la isla, explicó la dirigente socialista, hay que conocer la situación del país de primera mano. Por ello insistió en la necesidad de realizar este viaje y resaltó que 'Cuba no es un país cualquiera para España; es de nuestro interés prioritario'.

'Se trata de liberar presos, sea cual sea su postura cuando salgan'

En el nuevo escenario cubano, Valenciano resaltó como objetivos del viaje conocer a sus homólogos del Partido Comunista y profundizar en las labores en las que vienen trabajando los socialistas 'para modificar la Posición Común de la UE sobre Cuba'. Entre otras razones, porque creen que un acuerdo bilateral sería 'más útil y eficaz'. El próximo octubre, está previsto que la Unión Europea la revise. Aunque países como Alemania rechazan la tesis española de que flexibilizar la relación con la isla es la mejor forma de contribuir a la apertura, el Gobierno y el PSOE trabajan en esta dirección.

Las dirigentes socialistas se entrevistarán hoy, entre otros, con el cardenal arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, representante de la Iglesia que medió en las excarcelaciones iniciadas el pasado mes de julio, para hacer un balance del proceso. Y mañana, con el ministro de relaciones exteriores, Bruno Rodríguez.

En la agenda de la delegación, sin embargo, no figura ninguna cita con los disidentes cubanos. Cuestión que despertó numerosas críticas desde que se informó del viaje oficial en España y en la isla. El periodista cubano Guillermo Fariñas, que mantuvo una huelga de hambre de 135 días para la liberación de los presos de conciencia en Cuba, acusó al Gobierno español de 'prestarse al juego del régimen de Castro por ignorar a la oposición'.

'A un gesto positivo, conviene contestar con otro'

Para contrarrestar este tipo de críticas, Elena Valenciano explicó que cuando se va a Cuba 'hay que elegir si uno va a ver a los disidentes con visado de turista', como hicieron algunos dirigentes del PP, o a entrevistarse con las autoridades para comprobar los avances que se están produciendo. En este caso, destacó, se cumple la agenda que fijan las autoridades. 'Queremos que sea un viaje eficaz', zanjó con contundencia.

Una eficacia que, a ojos de la dirigente socialista, no persigue el PP desde que se inició el proceso de liberación de los presos cubanos. En su opinión, 'es penoso' que los conservadores no apoyen al Gobierno y al PSOE justo cuando la Iglesia, con el apoyo de España, 'consigue un hito histórico, lo más importante que ha ocurrido en Cuba en los últimos 50 años'.

Hace unos años, recordó Valenciano, el PP clamaba por la excarcelación de los presos. Ante esta actuación del PP, propuso a los conservadores que, ya que 'no ayudan, que no molesten'. Por eso criticó el anuncio del diputado del PP, Teófilo de Luis, de llevar a Bruselas a algunos de los liberados acogidos en España, coincidiendo con el debate sobre la Posición Común, que podría suponer un paso más hacia la apertura democrática de Cuba.