Público
Público

El PSOE intenta elevar el número de mujeres en sus candidaturas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un día antes de que el Comité Federal del PSOE su máximo órgano entre congresos decante definitivamente el lento goteo de altas y bajas que acompaña a la confección de candidaturas, la Comisión Federal de Listas, presidida por el secretario de Organización socialista, Marcelino Iglesias, que se encarga de su visto bueno definitivo, pospuso hasta hoy su preceptivo fallo oficial.

Con las encuestas en contra, y previendo por eso que, aunque muchos son los llamados, menos serán esta vez los elegidos, había 'lista de espera', como la calificó Alfredo Pérez Rubalcaba, ante una previsible mengua de puestos con escaño asegurado.

Por ahora sólo Zarrías ha cedido su puesto de número uno a una mujer

Con este horizonte, las listas estaban anoche prácticamente cerradas, según aseguró la dirección socialista, sin novedades sobre los emplazamientos principales en las propuestas que han ido aprobando las distintas ejecutivas provinciales.

La última pugna en un proceso que se ha desarrollado con relativa tranquilidad, intentaba aún anoche acomodar a la relación definitiva de candidatos la última instrucción dictada por Rubalcaba en la pasada Conferencia Política socialista, donde pidió al PSOE 'dar una vueltita' a unas listas prácticamente hechas, para aumentar la presencia de mujeres en puestos seguros.

De momento, son 17 las mujeres ubicadas como cabeza de cartel, frente a las 12 que hubo en ese lugar en las elecciones de 2008 y las 15 que presenta el PP en este puesto. Sin embargo, la idea de los socialistas es elevar ese listón a 19 candidatas.

El aterrizaje de Camacho en Zamora ha planteado el conflicto más notable

Por ahora, sólo el cabeza de lista por Jaén, el Secretario de Estado de Política Territorial, Gaspar Zarrías, se ha mostrado dispuesto a ceder su puesto a su número dos, Concepción Gutiérrez, para que se sitúe por delante.

Además de Zarrías, destacados dirigentes del PSOE, encabezados por el propio Rubalcaba, se han sumado esta vez a la obligada reivindicación del influyente lobby feminista integrado en la dirección socialista que reclama más visibilidad, convocatoria tras convocatoria.

La poderosa presencia del rostro más visible de este grupo, la jefa de campaña del propio candidato, Elena Valenciano, garantiza que, esta vez sí, las mujeres mejorarán su peso, aún desigual en términos efectivos, en las listas. La propia Valenciano será la número dos del candidato a la presidencia en la candidatura de Madrid. Cauta ayer, la responsable del Comité Electoral socialista se limitó a asegurar que, cuando termine el proceso de elaboración de candidaturas, 'habrá buenas noticias' sobre el incremento de la presencia femenina.

Pero la demanda que se resolverá hoy pide no sólo más mujeres de número uno, sino también en otras ubicaciones con garantías de resultar elegidas. La misma reclamación han trasladado a la dirección socialista los representantes de Juventudes Socialistas (JJSS), que se dicen poco representados.

La necesidad de garantizarse un grupo parlamentario experimentado para encarar la posible tarea de oposición resta posibilidades a los miembros de JJSS, según admite con pragmatismo la dirección del PSOE.

Las disputas más destacadas en el recorrido que rematará mañana el Comité Federal socialista se produjeron en Zamora, donde el secretario provincial, Carlos Hernández, dimitió por la inclusión del ministro del Interior, Antonio Camacho, como cabeza de lista, relegando a Jesús Cuadrado, un activo parlamentario en las últimas legislaturas.

En Canarias, los socialistas del archipiélago deseaban que Casimiro Curbelo liderase la lista al Senado por La Gomera, en contra del veto impuesto por Ferraz después de que fuera detenido de madrugada en una sauna madrileña. Curbelo no concurrirá finalmente a las elecciones.

Por otro lado, la mayor parte de los ministros del actual Gobierno ocupará algún puesto en las listas y se garantizará un escaño. Han renunciado, sin embargo, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, y los titulares de Industria, Miguel Sebastián; Innovación, Cristina Garmendia; Educación, Ángel Gabilondo, y Cultura, Ángeles González-Sinde. Tampoco repite el presidente del Congreso, José Bono.