Público
Público

El PSOE exige al líder del PP que "no se esconda bajo la gaviota"

El vicesecretario general del PSOE y portavoz del Gobierno, José Blanco, exigió ayer al presidente de los conservadores, Mariano Rajoy, que dé explicaciones sobre Camps

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicesecretario general del PSOE y portavoz del Gobierno, José Blanco, exigió al presidente del PP, Mariano Rajoy, que dé explicaciones sobre Camps y 'no se esconda bajo el ala de la gaviota'. 'Ahora tiene una enorme oportunidad, aparte de una enorme responsabilidad, para tomar una decisión en Valencia', señaló en la Ser. Blanco insistió en que 'es el momento de las decisiones' y de exigir que las tome 'quien tiene que ejercer la responsabilidad política' en el PP.

En el País Valencià volvieron a arreciar las críticas. La portavoz adjunta socialista en Les Corts, Carmen Ninet, ironizó sobre las palabras de Rita Barberá y pidió a Rajoy que 'frene ya el sufrimiento' del president. Si Camps 'está tan afectado, lo que debe hacer por el bien de todos es irse', informa Lucas Marco.La diputada lamentó que, '48 horas después de conocerse que Camps tendrá que sentarse en el banquillo, Rajoy no ha dicho esta boca es mía'. 'Desde Finisterre a Cabo de Gata, tras 878 días consecutivos en defensa de Camps, Rajoy es cómplice de Gürtel y partícipe de la mentira' del líder del PP valenciano. Ninet también se preguntó si, a partir de ahora, Camps 'sólo va a salir por las noches de casa'.

Para la diputada de Compromís Mónica Oltra, 'cada hora que pase sin que [Camps] anuncie su marcha, embrutece más la imagen de la institución que preside y erosiona nuestro sistema democrático'. Oltra instó al líder de los conservadores valencianos a 'dejar de esconderse' y a 'salir a hablar ya anunciando que deja la Presidencia de la Generalitat'. 'No importa el precio, un presidente de la Generalitat no se puede vender', sentenció la diputada de Compromís.

El portavoz de Esquerra Unida (EUPV), Ignacio Blanco, destacó la 'parálisis' que 'se extiende a un Consell sin peso político, con un presidente imputado y escondido y una portavoz que no atina a dar explicaciones convincentes para salir del paso. 'No es tan difícil -apuntó-, ahí tienen el ejemplo del PP balear, que se ha deshecho de los corruptos para poder mirar a los ciudadanos a la cara'.