Público
Público

El PSOE exige que los partidos digan lo que pagan a sus dirigentes

Iglesias rechaza los "espacios opacos". Cospedal no aclara el sueldo de Mariano Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSOE medió ayer en el debate abierto en torno a la publicidad de los sueldos de los dirigentes políticos considerados por quienes los ocultan una cuestión privada a pesar de alimentarse de subvenciones públicas y defendió la necesidad de evitar rincones de sombra en el conocimiento de la remuneración de los representantes públicos.

'Nosotros somos partidarios de que los partidos y los políticos tengamos el máximo de transparencia', señaló el número tres socialista, Marcelino Iglesias, preguntado por la actitud de aquellas formaciones que no desvelan el salario de sus dirigentes. PP, CiU y PNV se niegan a revelar cuánto pagan a sus responsables, como informó Público ayer.

PP, BNG y UPyD defienden poner fin al complemento de las pensiones

'No soy partidario de que haya espacios opacos sobre los sueldos que recibimos los políticos', remachó el secretario de Organización del PSOE a preguntas de este diario, informa Gonzalo López Alba.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, no ayudó a aclarar la retribución de Mariano Rajoy como presidente del PP. 'Creo que lo ha comentado públicamente y me remito a sus declaraciones', se evadió la número dos del partido conservador, informa María Jesús Güemes.

La única alusión del líder del PP a su propio sueldo es tan esquiva como la respuesta de Cospedal: 'Pues yo debo ganar unos 6.000 y bastantes más euros netos al mes, más mi asignación de casi 3.000 euros por mi condición de diputado', se limitó a apuntar en una entrevista con El País publicada en octubre de 2010.

De los principales dirigentes del PP, el único sueldo que se conoce es el de Cospedal, obligada a declararlo por ser diputada en Castilla-La Mancha. En 2009, se embolsó más de 240.000 euros.

Por otro lado, hoy concluye el plazo dado a los grupos parlamentarios para facilitar recomendaciones sobre la reforma de las pensiones de los exdiputados, su régimen de incompatibilidades y la posibilidad de hacer públicos sus bienes.

La mayoría de las formaciones solicitan que el Congreso y el Senado publiquen las declaraciones de patrimonio y rentas de los diputados y senadores, pero difieren en el resto de recomendaciones sugeridas por los presidentes de ambas Cámaras.

Así, la izquierda minoritaria (ERC, IU-ICV, BNG y NaBai), junto al PNV y UPyD, son partidarios de endurecer el régimen de incompatibilidades de los parlamentarios en la línea que el grupo vasco defiende bajo el principio 'o escaño, o despacho'. El PP prefiere mantener el sistema actual, que facilita el lucro de diputados y senadores en actividades privadas.

El PSOE evitó concretar ayer su posición y CiU, CC y UPN se centraron en estudiar las incompatibilidades entre los parlamentarios que desempeñen otras tareas en corporaciones locales o autonómicas, apostando por limitar sus remuneraciones.

Sobre el complemento de pensiones que reciben los exparlamentarios, sólo el PP que lo calificó de 'privilegio' y UPyD abogan por suprimirlo de raíz, mientras que el resto de formaciones establecen distintas fórmulas para ajustar esta prestación a situaciones que se consideren justificadas.

En la actualidad, las Cortes complementan la pensión de 81 ex parlamentarios con una aportación media mensual a cada uno de mil euros para permitirles cobrar el importe de una pensión máxima.