Público
Público

El PSOE gobernaría con una mayoría más amplia

Macroencuesta electoral con 7.200 entrevistas. Los socialistas subirían de 164 escaños a entre 165 y 171 y el PP aumentaría de 148 diputados a entre 153 y 158. En siete provincias se mantiene la duda sobre un último diputado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A una semana de las elecciones, la macroencuesta del Publiscopio muestra que el PSOE está en condiciones de gobernar con una mayoría más amplia que la que obtuvo en las generales de 2004.

Si se cumpliera el resultado del sondeo, realizado con una amplia muestra de 7.200 entrevistas, los socialistas mejorarían sus resultados de las anteriores elecciones generales y tendrían entre 165 y 171 escaño. En la legislatura que termina tuvieron 164.

El partido que lidera José Luis Rodríguez Zapatero mejoraría en estimación de voto, del 42,6% al 43,9%, pero no se despegaría en su ventaja respecto al PP, porque el partido de Mariano Rajoy mejoraría sensiblemente sus resultados anteriores.

Del 37,7% pasaría al 39,5% del voto y en escaños de 148 subiría a entre 153 y 158, es decir, ganaría hasta 10 escaños con respecto a las anteriores elecciones generales. La diferencia en favor de los socialistas sería, pues, de 4,4 puntos, 0,5 menos que en 2004.

Respecto a la anterior macroencuesta, publicada en este periódico hace un mes, ha habido una mejora del PSOE. En principio todo indica que la campaña electoral le ha sentado mejor a los socialistas, porque ha mejorado su tendencia, aunque no llegue en ningún momento a despegarse claramente del PP.

Se mantiene, en coincidencia con todas las encuestas publicadas estos días en todos los medios, una tendencia inusual a la bipolarización entre los dos grandes partidos, reduciendo notablemente el margen en escaños y en porcentaje de los nacionalistas.

Estabilidad en media España

En el análisis de los resultados por provincias, hay 23 circunscripciones, casi la mitad, en las que ninguna de las encuestas realizadas desde octubre aprecia cambio alguno con respecto a las anteriores elecciones generales.

Son Álava, Albacete, Asturias, Ávila, Badajoz, Burgos, Cáceres, Cantabria, Cuenca, Granada, Guadalajara, Huelva, Baleares, La Rioja, Lugo, Navarra, Palencia, Salamanca, Segovia, Tarragona, Teruel, Valladolid y Zamora. En todas ellas, aparentemente, no hay incertidumbre alguna en el resultado.

Es decir, las elecciones se disputan, prácticamente, en la franja geográfica que empieza en Catalunya y termina en Andalucía.

En la Comunidad Valenciana hay hasta tres escaños en el aire, en Catalunya el PP mejora y los dos grandes partidos arrebatan diputados a los nacionalistas y en Andalucía se mantiene la tendencia al alza del partido de Rajoy.

Se añaden a ese mapa Madrid, donde el PP gana un escaño, y Galicia, donde la macroencuesta detecta la posibilidad de ligeros cambios, también en detrimento de los nacionalistas del BNG.

Las dudas fundamentales se centran en siete provincias en las que la macroencuesta deja un escaño con posibilidad de cambio, lo que provoca que el resultado global del sondeo contemple una horquilla de cinco o seis diputados.

Horquilla de escaños

Estas circunscripciones son Barcelona, Castellón, Jaén, León, Pontevedra, Toledo y Valencia. En cinco de ellas ese último diputado se lo disputan el PSOE y el PP, en Barcelona son los socialistas y CiU, y en Pontevedra la pelea es a tres bandas: PP, PSOE y BNG optan al escaño logrado por los nacionalistas en 2004.

En esas siete provincias, el color del último diputado se decidirá por muy pocos votos.

Hay ocho circunscripciones en las que cambia un escaño en juego por la variación del censo. De las cuatro que reducen por descenso de población el número de escaños en juego la pérdida se reparte casi de forma igualitaria entre cuatro partidos distintos.

Así, el que pierde A Coruña es el del BNG, el de Córdoba lo pierde el PSOE , el de Soria el PP y el de Vizcaya el PNV.

Y en las que aumentan el número de escaños en juego, no está del todo claro cómo será ese reparto. En Alicante parece decantarse para el PSOE, pero en la anterior macroencuesta era para el PP; en Almería es claramente para el partido de Rajoy; en Murcia se consolida para los socialistas y en Toledo se lo disputan los dos grandes partidos.

Cambios consolidados

Con respecto a las elecciones generales de 2004, la posible subida de los socialistas en número de escaños parece consolidada en seis provincias en las que la serie histórica de encuestas le atribuye un escaño más y en ninguna parece en discusión.

Son Barcelona, donde hay otro más que puede lograr; en Girona puede crecer a costa de CiU; Huesca, que está en condiciones de arrebatárselo al PP; Las Palmas, que se lo puede quitar a Coalición Canaria; Ourense que pasaría del PP al PSOE y Zaragoza, donde la ausencia de José Antonio Labordeta al frente de la candidatura de la Chunta Aragonesista beneficiaría al partido de Zapatero, según todos los sondeos.

Con respecto a los resultados de las generales de 2004, el PP parece tener consolidado un escaño más en siete circunscripciones, según las distintas macroencuestas pueblicadas en este periódico los últimos meses. Son: Barcelona, Cádiz, Ciudad Real, Lleida, Madrid, Málaga y Tenerife.

En todas ellas, el crecimiento en escaños del partido de Rajoy aparece como seguro en todas las encuestas. La menos clara de esas seis, no obstante, es Ciudad Real, donde el PP gana un escaño en als últimas dos macroencuestas, pero no en la primera, realizada en el mes de diciembre.

Circunscripciones inestables

Con respecto a las anteriores encuestas y a los resultados de 2004 hay tres provincias en las que, no obstante, se han producido sucesivos cambios en la atribución de un escaño. Son Huesca, Sevilla y A Coruña.

En Huesca el reparto de los tres escaños en juego ha sido favorable para el PSOE en dos macroencuestas, incluida ésta última, mientras que en la anterior fue para el PP.

En Sevilla, esta última es la más favorable para los socialista. En la de diciembre IU lograba un escaño a costa del PSOE, en enero era para el PP y ahora es, de nuevo, para los socialistas, como en las generales de 2004.

En A Coruña la oscilación se refiere al escaño que se pierde por el cambio del censo. En las anteriores macroencuestas lo perdía el PSOE y ahora es el BNG el que está en condiciones de cederlo.

De toda la serie de encuestas, otro elemento común es el de la consolidación del voto del PP, en términos muy estables y muy superiores a los que ha obtenido el segundo partido en voto en todas las elecciones celebradas hasta ahora en España.

Esta macroencuesta es la última que se puede publicar hasta el 9-M, puesto que la legislación prohíbe los sondeos con resultados electorales desde hoy.

SÓLO TIENE REPRESENTACIÓN EN MADRID Y BARCELONA

La formación que lidera Gaspar Llamazares tiene una estimación de voto del 4,8%, sólo ligeramente inferior a la que obtuvo en las generales de 2004. Sin embargo, se traduce en la pérdida de un escaño, el que logró en Valencia. La representación de IU se reduce a Madrid y Barcelona, repartida a partes iguales. No alcance a obtener diputado en otras como Sevilla o Murcia, donde las ha tenido en otras generales.

UNO O DOS DIPUTADOS MENOS, CON LIGERO DESCENSO

Los nacionalistas catalanes podríanperder uno o dos diputados, según la horquilla de la macroencuesta. En estimación de voto bajan ligeramente del 3,2% al 2,7%. Los escaños son cinco o seis de Barcelona, uno de Girona, Tarragona y Lleida.

LA MITAD DE REPRESENTACIÓN QUE EN 2004

Los independentistas son los que más sufren el descenso de los partidos minoritarios. bajan a la mitad sus escaños. En Lleida podrían quedar sin representación y sólo mantiene resultado en Tarragona.

MANTIENE SUS ESCAÑOS A COSTA DE EA

Puede mantener sus siete escaños, porque perdería uno en Vizcaya por la reducción del censo, pero lo recuperaría en Guipúzcoa a costa de EA, que quedaría fuera del Congreso.

DE TRES DIPUTADOS A SÓLO UNO POR TENERIFE

Es uno de los partidos nacionalistas que más sufrirían la bipolarización. CC perdería dos diputados y pagaría su política de pactos y quedaría sin representación de Las Palmas. Es decir, el partido que gobierna la comunidad no obtiene diputado por la mitad de las circunscripciones y en la otra es el tercero más votado.

RIESGO DE QUEDAR FUERA DEL CONGRESO

Una de las sorpresas de la macroencuesta es que los nacionalistas gallegos pueden quedar fuera del Congreso. Tenían dos escaños y ahora sólo obtendrían, en el mejor de los casos, uno por Pontevedra que se disputa con el PSOE y con el PP.

MANTIENEN EL ESCAÑO DE UXUE BARCOS

La coalición vasquista puede repetir resultado y Barco seguiría siendo diputada.

POR PRIMERA VEZ PODRÍA ENTRAR EN EL CONGRESO

Por primera vez este partido de la izquierda abertzale no violenta obtendría un diputado que sería para Iñaki Xabier Irazabalbeitia.