Público
Público

El PSOE se lanza a la campaña para las elecciones de 2011

Plantea el contraste con el PP no sólo en el terreno ideológico sino en el patriotismo 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Además de nuestras diferencias ideológicas, algo diferencia hoy esencialmente al Partido Socialista y al Partido Popular. Nosotros sí queremos que España salga adelante de la crisis cuanto antes. Y nosotros sí creemos en la capacidad de la sociedad española para conseguirlo'.

Este párrafo de la resolución política que hoy se someterá a la aprobación del comité federal del PSOE anticipa la idea fuerza de su campaña ante las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2011.

El espíritu de Ponferrada'

Con la estabilidad parlamentaria garantizada y el Gobierno renovado, Zapatero se propone trasladar hoy a la cúpula dirigente del PSOE el espíritu de Ponferrada, el que acuñó el domingo durante un mitin en la capital del Bierzo, y que se resume en pasar a la ofensiva con la convicción de que es posible dar la vuelta a las encuestas. El lunes se constituirá el comité electoral que dirigirá la campaña municipal y autonómica, con el vicesecretario general, José Blanco, como coordinador. Y antes, hoy mismo, se aprobará la designación de los cabezas de lista en las comunidades autónomas, capitales de provincia y municipios de más de 50.000 habitantes, de modo que en pocos días se activará toda la maquinaria electoral del partido.

El propósito de ofensiva política se confirma en otros dos párrafos de la resolución elaborada por la dirección. Por una parte, se renueva el compromiso con 'el cambio económico', reto que se pone a la altura de otros protagonizados por el PSOE durante la Transición y los primeros años de la democracia. 'El PSOE asume una vez más el papel de fuerza transformadora que impulsa los grandes cambios y las reformas sustanciales. Lo hicimos con el cambio político; lo hicimos y lo seguimos haciendo con el cambio social; y ahora tenemos la misión de hacerlo con el cambio económico', dice el texto.

Por otra parte, esta reivindicación se contrapone a la actitud 'irresponsable' del PP, con lo que se busca su descalificación como alternativa de Gobierno: 'El comportamiento del PP en esa circunstancia [de crisis económica] pasará a la historia como uno de los actos más irresponsables y antipatrióticos que se recuerdan. Se olvidó por completo de los intereses de España y apostó deliberadamente por provocar una desestabilización política, aun a costa de provocar también un desastre económico en España y en Europa. La sociedad no puede contar con el PP para ayudar a superar la crisis porque el PP ha decidido convertirla en su principal aliada para alcanzar el poder'.

Síntomas alentadores

El PSOE reconoce que 'la crisis aún no ha sido superada', pero sostiene que se ha 'comenzado a superar de forma inequívocamente alentadora'. Y, tras afirmar que la cohesión social 'sigue siendo un eje vertebrador' de su política, se compromete a 'intensificar de nuevo las políticas sociales a medida que avance la recuperación'.