Público
Público

El PSOE pasa examen a la estrategia blanda de Rubalcaba y calibra el peso de los críticos en el partido

El Comité Federal socialista que se reúne en Ferraz comprobará el verdadero alcance de la oposición interna a la estrategia de "oposición responsable" del secretario general

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se enfrentará este domingo a la realidad de su partido. Por primera vez, desde que accedió a la dirección de los socialistas en febrero, podrá comprobar el calado de sus planteamientos y el respaldo con el que cuenta su oposición responsable dentro de su formación política, así como la fuerza del sector crítico que ha alzado la voz en la última semana con la publicación de un manifiesto de las bases.

El Comité Federal se constituye siete meses después del 38º Congreso y en pleno debate sobre el rumbo que debe adoptar el principal partido de la oposición, que se encuentra en uno de sus peores momentos tras el debacle en las urnas del pasado 20 de noviembre y, sobre todo, ante su aparente incapacidad para capitalizar el descontento ciudadano con el Gobierno de los recortes y de los retrocesos sociales.

Así lo han demostrado las últimas encuestas de intención de voto publicadas en estos meses. Y, sin embargo, Rubalcaba se ha enrocado en su estrategia de mano tendida al Gobierno hasta esta misma semana, cuando tras la primera reunión de la Ejecutiva después de las vacaciones, la dirección de los socialistas pareció reconocer que 'no se puede seguir tendiendo la mano' a quien no quiere recibirla.

Hasta entonces el líder del PSOE se mantuvo en sus trece porque su ejecutiva, compuesta por una veintena de dirigentes afines al secretario general, le ha respaldado a pies juntillas. Él mismo ha afirmado que no ve en riesgo su liderazgo al considerar al sector crítico como algo residual dentro del partido. Por eso es tan importante la reunión de este domingo de un Comité Federal, máximo órgano entre congresos, que constituirán 250 socialistas (65 escogidos en el 38º Congreso y el resto elegidos por las federaciones), para conocer si Rubalcaba está en lo cierto.


Ya hay quien está dispuesto a llegar a la sede del PSOE de la calle de Ferraz de Madrid para dar la batalla y confrontar sus planteamientos con los del secretario general. Es el caso del líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, que es el único dirigente que se ha manifestado abiertamente en contra de la estrategia de Rubalcaba después de que este derrotara a Carme Chacón en el congreso de Sevilla por sólo 22 votos.

La primera fricción de la reunión se ha adelantado esta misma semana, después de que Gómez anunciara su intención de plantear en el Comité Federal la posibilidad de que el PSOE exija al Gobierno la celebración de un referéndum para que la ciudadanía acepte o no las condiciones del inminente rescate de la economía española. Rubalcaba, el viernes, ya dijo que no lo aceptaría en una entrevista en Onda Cero.

La reunión dirá si los chaconistas asumen las propuestas de 'Por un PSOE útil'

El Comité calibrará, además, cuál es el peso real de los planteamientos de un centenar de militantes de base puestos negro sobre blanco en el manifiesto Por un PSOE útil, que reclamaba dar un giro a la estrategia de oposición de Rubalcaba a favor de una mayor contundencia contra el Gobierno. La reunión dirá si quienes respaldaron la candidatura de Chacón en el congreso de febrero asumen esas propuestas y, en definitiva, si el partido sigue dividido en dos como se dedujo a raíz del resultado del cónclave de Sevilla o si, por el contrario, Rubalcaba ha conseguido la integración.

La reunión de este domingo tiene lugar, además, apenas un mes antes de que se celebren elecciones en Euskadi y en Galicia. Unos comicios que serán decisivos para demostrar que los ciudadanos perciben al PSOE como la alternativa de poder al PP en el caso de la comunidad gallega, y que pasarán examen a los tres años del primer Gobierno vasco no nacionalista en Euskadi. Especialmente importante es este último caso ya que el lehendakari, Patxi López, trata en las últimas semanas de poner su trabajo como ejemplo de la alternativa a la manera de gobernar de los conservadores en todo el Estado.

La resolución política que Rubalcaba someterá a la votación de sus compañeros en el Comité Federal [descargar aquí] considera que las elecciones en Euskadi y en Galicia son 'una oportunidad para que los ciudadanos reprueben la política del Gobierno de la nación'. El texto, que hace un análisis de la realidad a la que se ha enfrentado la ejecutiva de los socialistas desde el 38º Congreso, ataca al Gobierno por centrar sus esfuerzos para salir de la crisis únicamente en la austeridad y propone combinar esta con el crecimiento.

El PSOE 'se opondrá a medidas que supongan más condicionalidades y exigencias'Asimismo, muestra la preocupación de los socialistas por la 'regresión extremadamente conservadora del Gobierno en materia de derechos y libertades' y pone como ejemplo la intención del Ejecutivo de modificar la Ley del Aborto o los recortes en educación y sanidad. Ante el inminente rescate de la economía española, el texto propuesto por Rubalcaba es tajante: 'El PSOE se opondrá rotundamente a medidas que, con una u otra modalidad, se traduzcan en más condicionalidades y exigencias que tendrán como consecuencia mayores sacrificios para los ciudadanos a los que el Gobierno ha convertido en las víctimas principales de la crisis'.

El documento también hace un guiño a quienes exigen una mayor apertura del PSOE a la sociedad como única forma de recuperar la confianza de la ciudadanía. Recuerda que apenas unas semanas después de los comicios en Euskadi y Galicia, el PSOE celebrará su Conferencia Política que constituye 'la primera de una sucesión de convocatorias dedicadas a abrir, actualizar y modernizar' el proyecto político.

Se trata de 'un proceso de debate intenso, abierto a todos los afiliados y a un buen número de ciudadanos' que quieran contribuir a la causa socialista y que quieran decidir los cambios que afectarán 'a la gobernanza del proyecto europeo, de nuestro país y de nuestra propia organización'.

Por primera vez en 12 años, el secretario general del PSOE presentará su informe, el texto que marcará las líneas estratégicas de su labor de oposición, a puerta cerrada. Fuentes del entorno de Rubalcaba consultadas por Público han explicado que lo que se pretende es que en la reunión pueda producirse un 'verdadero debate en profundidad y cara a cara'. Al finalizar el Comité, el líder del PSOE ofrecerá una rueda de prensa para dar cuenta de lo sucedido.