Público
Público

El PSOE pide explicaciones a Ana Mato sobre los "regalazos" de Correa a su ex marido

Leire Pajín acusa a Rajoy de querer "cambiar cierta calma interna por impunidad" al cerrar la comisión de investigación de los espias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha defendido hoy que la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, debe 'aclarar algunas cosas' en relación al supuesto regalo de un coche que recibió el ex alcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda, cuando ambos todavía estaban casados, de manos de Francisco Correa y pidió al líder del partido, Mariano Rajoy, que explique si 'va a respaldar' a Mato y a 'encubrirla como a (Francisco) Camps' o le va a pedir 'explicaciones' y va a 'depurar responsabilidades'.

En rueda de prensa en la sede socialista en Ferraz, la número tres de los socialistas subrayó que Ana Mato debe aclarar también 'si usó' el Jaguar que presuntamente le regaló Correa, el supuesto líder del entramado de corrupción que destapó la Audiencia Nacional, y 'si lo declaró como diputada del Congreso'. Además, preguntó a Mato si está 'dispuesta a hacer públicas todas sus declaraciones de bienes como diputada en los últimos años'.

'Un regalo así no pasa desapercibido en una casa', afirmó Pajín, que recordó que cuando se produjo presuntamente el regalo los dos miembros del 'matrimonio Sepúlveda Mato' eran 'miembros del aparato nacional del PP de la calle Génova, colaboradores directo del señor Rajoy y del señor Aznar'.

Además, Pajín exigió a la vicesecretaria 'popular' que aclare también 'si sabía cuáles eran las actividades y cómo funcionaba el área electoral que dirigía su marido' cuando supuestamente recibió el regalo. Según las informaciones publicadas en prensa, Sepúlveda, entonces todavía casado con Mato, recibió en 1999 un Jaguar valorado en más de ocho millones de pesetas, como regalo de Correa.

En esa época Sepúlveda, que presentó su dimisión la semana pasada como alcalde de Pozuelo, era senador por Murcia y secretario nacional del Area Electoral. 'A estas alturas lo que todo el mundo sabe es que en el PP hay unos imputados por robar; otros, acusados o denunciados por espiar, y algunos acusados por robar y por espiar, y todos tienen al final el mismo jefe, Mariano Rajoy', afirmó Pajín, para después subrayar que el líder de los 'populares' 'debe en este momento decidir si los encubre como a Camps o les pide explicaciones y depura responsabilidades'.

La secretaria de Organización del PSOE también se refirió al próximo cierre de la Comisión de Investigación abierta en la Asamblea de Madrid para investigar los presuntos espionajes a dirigentes del PP en esta región y que, en su opinión, ha puesto de manifiesto que el PP 'ha utilizado las instituciones públicas para reírse de los madrileños y para poner en cuestión las reglas del juego democrático'.

Pajín aseguró que los socialistas tienen 'la sensación' de que, con esta decisión de acabar con la investigación en el Parlamento madrileño, Rajoy 'quiere cambiar cierta calma interna, cierta unidad interna, por impunidad'. 'Y si es así es especialmente grave', apuntó.

Por ello, aseguró que el PSOE va a exigir al PP que depure responsabilidades y que aclare 'si el cerrojazo a la comisión de investigación va a significar la reapertura de la comisión interna del PP', que Rajoy cerró después de que se iniciara el inicio de las investigaciones en sede parlamentaria. Para los socialistas, esto 'sería lo mínimo', aunque no descartan 'alguna otra posibilidad' que estudiarán.

Pajín denunció que, en la trama del espionaje, Rajoy 'ha ido cambiando a lo largo de los días su actitud y no lo ha hecho motivado por la voluntad de saber, sino por cómo iba la guerra interna de su partido'. Y finalmente, apuntó ha 'aceptado' un 'órdago' de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

La dirigente socialista recordó que el propio Rajoy llegó a 'reconocer' la existencia de los dossieres de espionaje, pidió que se conociera 'toda la verdad' y se mostró satisfecho con la investigación en la Asamblea, pero después, continúo, Aguirre 'le puso límites a ese entusiasmo', porque anunció que 'no iba a tener consecuencias políticas'.

Ahora, dijo, Rajoy deberá decidir si quiere 'encubrir' a Aguirre y a 'todos los que están en entredicho' por este asunto o si 'va a depurar responsabilidades, pedir algún tipo de explicación o incluso cesar a alguien'.