Público
Público

El PSOE propone que el Impuesto de Patrimonio vuelva a ser un tributo estatal

Fuentes socialistas confirman que el Gobierno aprobará el viernes un decreto para reactivar el gravamen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, tiene previsto incluir en su programa electoral una ley para crear un nuevo tributo para las grandes fortunas que sustituya al Impuesto de Patrimonio, que pasaría a ser un gravamen estatal y no autonómico, como hasta ahora. El objetivo es impedir que el PP pueda anular la obligación de pagar ese tributo en las comunidades en las que gobierna.

El documento marco que será debatido en la conferencia política que el PSOE celebrará a principios de octubre considera que la creación de ese nuevo impuesto permitirá que los que más tienen asuman la salida de la crisis 'de forma más neutral' que con 'un impuesto alternativo sobre las rentas del trabajo, puesto que no penalizará la actividad económica'.

La propuesta de Rubalcaba adaptaría el Impuesto de Patrimonio que tiene previsto reactivar el Gobierno el próximo viernes, tal y como adelantó Público la semana pasada. Elevaría los tipos para los patrimonios más altos e incluiría las modificaciones necesarias para impedir que sus efectos recayeran sobre las clases medias, como ocurría antes.

El PSOE confirmó ayer que el Ejecutivo tiene previsto aprobar en el próximo Consejo de Ministros un real decreto para eliminar la bonificación del 100% del Impuesto de Patrimonio que aprobó hace casi cuatro años, lo que en la práctica supuso su supresión a partir de 2008.

El Ejecutivo responderá así a una petición expresa realizada por Rubalcaba al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, explicaron fuentes cercanas al candidato. Informaron, además, de que el exvicepresidente pidió al jefe del Ejecutivo que se eleve 'considerablemente' el mínimo a partir del cual debe pagarse el gravamen para que deje de afectar a las clases medias.

El candidato socialista quiere que ese tributo se recupere de forma urgente para que el próximo Gobierno pueda disponer de la recaudación resultante en el ejercicio presupuestario de 2012. Rubalcaba cuantifica en más de mil millones lo que podrá conseguir la Administración en el próximo año con esa reactivación impositiva.

Rubalcaba considera que fue 'un error' que se suprimiera el tributo y también juzga equivocadas otras bajadas de impuestos. En una entrevista publicada ayer por El País, el candidato aseguró que a lo largo de la primera década del siglo la Administración ha perdido 28.000 millones al año 'por sucesivas bajadas de impuestos'.

Y se preguntó: '¿Cuál es el problema conceptual de fondo? Es que la burbuja era coyuntural y la reducción de impuestos también era coyuntural, pero luego, en la práctica,es estructural', concluyó.