Público
Público

El PSOE propone una ley para controlar la privatización de servicios sanitarios

El Grupo Socialista interpelará en el Congreso a la ministra Ana Mato sobre la situación de "desmantelamiento" en la que el PP está dejando la sanidad pública

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Grupo Parlamentario Socialista quiere que la privatización de los servicios sanitarios se haga con control y por eso presentará en el Congreso de los Diputados una proposición de ley en la que se garantice que todo proceso privatizador cuente con una autorización previa de un instituto independiente.

Según explicó este jueves en rueda de prensa el portavoz socialista en la Comisión de Sanidad de la Cámara Baja, José Martínez Olmos, el objetivo de esta iniciativa es modificar la Ley 15/97, de Nuevas Formas de Gestión de la Sanidad, para que no pueda entregarse el gobierno de servicios públicos a ninguna institución privada sin que un instituto de carácter independiente haya hecho antes una evaluación de la situación y haya dado su visto bueno. Este visto bueno, prosiguió Martínez Olmos, tendría una validez de cuatro años.  'Tendría que ser evaluado el resultado porque se necesita que los ciudadanos tengan garantías de que la atención que reciben es de calidad y que no hay discriminación ni selección de riesgo', ha precisado.

Junto a esta proposición, el Grupo Socialista planteará otra, esta vez dirigida específicamente a la ministra del ramo, Ana Mato, a quien interpelará en el Congreso sobre la situación de desmantelamiento en la que, a su juicio, está dejando el Partido Popular al Sistema Nacional de Salud.

Y es que, tanto Martínez Olmos como Trinidad Jiménez, secretaria de Políticas Sociales del PSOE, consideraron que la titular de Sanidad debería haber comparecido ya en la Cámara Baja para explicar las reformas que está acometiendo su Gobierno en materia de salud, en lugar de 'esconderse' y quedarse contemplando cómo se desmantela el SNS.

A este respecto, Jiménez reprochó a Mato, a la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, y al mismo presidente, Mariano Rajoy, que se hayan limitado a decir que no les gusta la medida de cobrar un euro por receta, en lugar de actuar y recurrirla directamente. Finalmente, los dos representantes socialistas indicaron que junto a la interpelación urgente que plantearán a la ministra de Sanidad y la proposición de ley que presentarán para controlar la privatización de servicios públicos de salud, defenderán otra propuesta, ya registrada en la Cámara, para devolver la universalidad al sistema público de salud.

En esta línea, Trinidad Jiménez, ha explicado por su parte que esta ofensiva socialista en el Congreso pretende 'frenar y paliar los efectos negativos' que las decisiones del PP están produciendo. A su juicio, es 'inaceptable e inadmisible' que el servicio público 'más valorado' por los ciudadanos y con los mejores profesionales ahora lo cambie el PP con sus decisiones y con ello, no sólo ponga en riesgo la supervivencia del sistema sino su carácter público.

Es más, tacha de 'intolerable' que cada comunidad autónoma haga lo que quiera y la ministra Mato; el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta el Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se limiten a decir que 'no les gusta el euro por receta'. '¿Están o no gobernando? Si no les gusta que tomen alguna decisión porque cuando no les gustó la subasta de medicamentos de la Junta de Andalucía la recurrieron al Tribunal Constitucional', ha cuestionado.