Público
Público

El PSOE reclama al Gobierno que atienda el "clamor social"

Elena Valenciano subraya que ganar las elecciones "no da un cheque en blanco"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La reforma laboral aprobada por el Gobierno 'rompe todos nuestros consensos sociales', hasta el extremo de poder calificarse como 'el mayor retroceso en derechos laborales en la historia de la democracia'. Así lo concluyó ayer la Comisión Permanente del PSOE en la primera reunión celebrada por el núcleo duro de la nueva Ejecutiva, elegida a comienzos de mes en el congreso de Sevilla.

El PSOE, a través de su vicesecretaria general, Elena Valenciano, pidió al Gobierno que atienda al 'clamor social' contra la reforma laboral que se registró en las manifestaciones, 'masivas y cargadas de razones', convocadas el domingo por las organizaciones sindicales.

Los socialistas acusan al PP de 'romper todos los consensos sociales'

Frente al argumento de que las medidas cuentan con el apoyo de la mayoría de los ciudadanos, como ha dicho Mariano Rajoy, la portavoz socialista respondió que haber ganado las elecciones generales con mayoría absoluta 'no da un cheque en blanco para hacer lo que quiera' y 'no autoriza a pasar por encima del diálogo social como si fuera una apisonadora'.

El rechazo ciudadano a la reforma bate récords, según Valenciano. 'Es todo un récord que, en menos de dos meses, un Gobierno se encuentre con una respuesta tan contundente', dijo la número dos socialista.

Censuran que Rajoy 'pase por encima del diálogo social como una apisonadora'

Su contenido viene a confirmar, según Valenciano, que Rajoy dedicó la campaña para las elecciones del 20-N a ocultar sus auténticos propósitos. 'Es imposible diseñar en dos semanas una reforma laboral tan profunda', argumentó para insistir en la teoría del 'fraude' de la campaña que llevó a la Moncloa al presidente del PP.

Además, acusó al PP de intentar enfrentar a unos ciudadanos 'contra otros', a los que buscan un empleo contra los que pelean por mantener el que tienen, y, sobre todo, de intentar deslegitimar a los sindicatos. 'Querer, como el PP, que unos estén en contra de otros y todos contra los sindicatos no beneficia a nadie', subrayó la dirigente socialista.

Valenciano denunció en particular los intentos de desprestigiar a las organizaciones sindicales por los fondos públicos que reciben para su funcionamiento. 'No es ni medianamente aceptable que se haga una campaña para intentar deslegitimar a las organizaciones sindicales, que forman parte de nuestro entramado institucional y constitucional', subrayó la vicesecretaria general del PSOE, quien recordó que sus cuentas también 'están sometidas a control público'.

Rechazan los intentos de desprestigiar a los sindicatos

Con todo, el PSOE no limitará el ejercicio de la oposición al rechazo de la reforma laboral promovida por el Gobierno del PP. Y no descarta llevarla ante el Tribunal Constitucional.

Valenciano anunció que su grupo parlamentario presentará 'una propuesta alternativa', basada fundamentalmente en su programa electoral en materia de empleo y 'en el acuerdo entre sindicatos y empresarios sobre moderación salarial'.

Su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, se preguntó en RNE 'qué queda' de aquel discurso de Rajoy, cuando 'decía que esto se arreglaba quitando a Zapatero, que era el culpable de todo'.

Rubalcaba criticó que el presidente del Gobierno augura cada día 'todos los males del infierno, nos dice que todo va muy mal, como si fuera un comentarista público, y a continuación abarata el despido para que haya más despidos y todo vaya todavía peor'.

A juicio del líder de la oposición, abaratar el despido cuando la economía va mal es 'injusto, innecesario y, sobre todo, ineficaz'. Para crear empleo, según sostiene Rubalcaba, hacen falta medidas distintas.