Público
Público

El PSOE tacha de "escándalo" el nombramiento de Elvira Rodríguez

Sáenz de Santamaría defiende la "competencia y solvencia" de la diputada del PP para presidir la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Guindos coloca de número dos del órgano regulador a una alta funcionari

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Política Económica y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, cree que la decisión del Gobierno de proponer a la diputada conservadora Elvira Rodríguez para ocupar la Presidencia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) es 'un escándalo' y teme que el PP intente hacer un 'uso partidista' del órgano regulador.

En una nota de prensa, la diputada socialista ha criticado la 'doble vara de medir' del Gobierno, recordando que hace escasamente tres meses rechazó una propuesta socialista para subgobernador del Banco de España por tratarse de una persona que ocupó un cargo en el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, pero 'ahora escoge a una diputada en activo y exministra del Gobierno de José María Aznar'.

El PSOE critica la 'doble vara de medir' del PP, que en junio tumbó a su candidata para el Banco de España

'Es un escándalo', ha dicho Rodríguez-Piñero, que ha pedido a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que 'explique qué le parece este nombramiento, ya que fue ella la que, en su momento, rechazó para presidir la CNMV un perfil muy político'. 'El Gobierno se traiciona a sí mismo', ha añadido. La número dos del Ejecutivo ha contestado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros: ha insistido en que la todavía diputada del PP tiene sobrada capacitación técnica para ocupar ese puesto dada su condición de interventora y al hecho de que ha ejercido ampliamente ese puesto. Sáenz de Santamaría ha querido destacar que por primera vez dos mujeres van a estar al cargo de la CNMV, ya que la número dos del órgano regulador será Lourdes Centeno, y ha reiterado que 'nadie puede dudar de la competencia y solvencia de Elvira Rodríguez', por su dilatada carrera en la administración del Estado.

La dirigente socialista ha expresado su temor de que 'se haga un uso partidista' de la CNMV, un organismo 'muy importante' para la economía, dado el 'contraste' existente entre el perfil 'independiente' del actual presidente, Julio Segura, y el de Elvira Rodríguez. Por todo ello, los socialistas han pedido la comparecencia de Luis de Guindos en la Comisión de Economía del Congreso.

El Gobierno destaca que por primera vez haya dos mujeres al frente de la CNMV

El PSOE no es el único que observa con preocupación el nombramiento de Rodríguez, que hoy ha confirmado el Consejo de Ministros. También lo ha denunciado Izquierda Unida. Su coordinador federal, Cayo Lara, ha criticado hoy el perfil 'demasiado político' de la nueva presidenta de la CNMV. En rueda de prensa, y apelando al mismo argumento esgrimido por Piñero, el líder de IU ha señalado que no puede haber 'dos varas de medir' en el PP, que se negó a que Soledad Núñez fuera subgobernadora del Banco de España por haber sido directora del Tesoro del Gobiernos socialista y ahora propone a Rodríguez para la CNMV. 'En este caso tiene un perfil demasiado político, tanto que sigue siendo diputada del PP', ha recordado Lara, que lamenta que los conservadores no quieran elegir a una persona por sus ideas y cuando es de su partido 'arrimen el ascua a su sardina y cambien el criterio'.

Lara ha insistido en la necesaria independencia política para un órgano 'de la envergadura' de la CNMV, que ha sido 'puesto en cuestión' junto con otros organismos por asuntos como el de las participaciones preferentes, y si dependiera de IU, ha añadido, 'se deberían sentar en el banquillo' muchos responsables de dichos organismos. En su opinión, 'se entiende' que una persona con 'cierta independencia' pueda estar 'sujeta a presiones', pero si además tiene una militancia 'directa y activa' y 'relaciones directas' con personas que 'podrían acabar sentadas algún día en el banquillo' entonces 'no es la candidata más adecuada' porque entiende que dichas presiones serían mucho mayores.

Los nombramientos deben ser ratificados por el Ejecutivo la próxima semana

Los dos nombramientos deben recibir el visto bueno de la Comisión de Economía del Congreso, que actualmente preside la propia Rodríguez, en los próximos días, antes de ser ratificados por el Gobierno el viernes de la próxima semana.

Rodríguez es interventora de cuentas y acumula una amplia experiencia en la administración y en el Gobierno, donde entre otros cargos ocupó la cartera de Medio Ambiente durante un año, bajo la presidencia de Aznar. Asimismo, desempeñó importantes responsabilidades en la Intervención de la Seguridad Social y el Tribunal de Cuentas antes de ser nombrada secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos en mayo de 2000, puesto que desempeñó hasta marzo de 2003. Por su parte, Lourdes Centeno, licenciada en derecho por ICADE, es abogada del Estado desde febrero de 1996, función que ha ejercido en el Ministerio de Asuntos Exteriores, en el Tribunal Económico Administrativo Central, en la Secretaría de Estado de Economía y en la Dirección General del Tesoro. Actualmente ocupa la Secretaría General Técnica del Ministerio de Economía, dirigido por Guindos.

Elvira Rodríguez ha respondido a las críticas de la oposición sobre su nombramiento subrayando que 'ser de un partido no significa no poder ser buen presidente', ha defendido su 'imparcialidad' y ha rechazado 'resignarse a renunciar' a su profesión sólo por haber ocupado un cargo político. En declaraciones a Europa Press tras oficializarse su candidatura para suceder a Julio Segura al frente de la CNMV, Rodríguez ha reconocido estar 'muy contenta' por esta oportunidad, para la que cree que tiene un perfil adecuado, y ha señalado que los presidentes de los organismos supervisores de los mercados de otros países europeos tienen trayectorias muy similares a la suya.

'Siempre se puede hacer crítica política, pero nadie dice que quien se presenta a ser elegido por los ciudadanos debe renunciar a su profesión. Eso no sucede en ningún país del mundo. Ser de un partido o de otro no significa que no puedas ser un buen presidente [de este tipo de órganos], y yo no me resigno a renunciar a mi profesión por haberme dedicado a la política', ha dicho. Además, ha destacado que actualmente el cargo que ocupa como presidenta de la Comisión de Economía del Congreso es 'institucional' y ha insistido en que 'con este debate' sobre su independencia por pertenecer a una formación política 'se hace un flaco favor a España' porque 'parece que significa que ser político es rechazable'.

Tras la propuesta de nombramiento aprobada por el Consejo de Ministros de este viernes, ahora la decisión está en manos del Congreso de los Diputados, cuya comisión de Economía se reunirá el martes, 25 de septiembre, a partir de las 9.30 horas para analizar los posibles conflictos de intereses en los que pudiera incurrir al ocupar su nuevo cargo. Así, la diputada se inhibirá 'como es evidente' de presidir la Comisión, pero se ha mostrado dispuesta a comparecer ante la misma si así lo deciden finalmente los portavoces de los diferentes grupos parlamentarios el lunes. 'No es obligatorio, pero es lo habitual', ha dicho Rodríguez, que ante la posibilidad de que finalmente intervenga prepara ya un resumen de su currículum vitae.

Posteriormente, la Comisión emitirá un dictamen cuya aprobación está garantizada gracias a la mayoría absoluta del PP –aunque grupos de la oposición como PSOE o IU-ICV-CHA ya han anunciado su voto en contra–. Ese informe será enviado después al Gobierno, que aprobará el nombramiento de manera definitiva en el Consejo de Ministros previsto para el 27 de septiembre. En cualquier caso, Rodríguez supone que el nombramiento no entrará en vigor hasta después del 6 de octubre, cuando concluye el mandato de Julio Segura, con quien ya ha hablado para informarle sobre la sucesión. Por su parte, la renuncia al acta de diputada se producirá probablemente antes de esa fecha, 'cuando digan los letrados del Congreso', para empezar a trabajar en los múltiples asuntos que tiene pendientes la CNMV, como la renovación o no de la prohibición de las posiciones a corto, el estudio sobre la salida a bolsa de Bankia o la solución a las participaciones preferentes.