Público
Público

El PSOE transmite a Reding su malestar

Los socialistas se han quejado por carta de su beligerancia contra la euro orden de maltrato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Propuesta chapucera', 'España utiliza la UE como una marioneta al servicio de su interés circunstancial', 'España sólo quiere conseguir efímeras proezas políticas', 'La presidencia española en la UE es poco razonable'. Con expresiones como estas, rayantes en la mala educación según fuentes socialistas, la vicepresidenta de la Comisión Europea (CE) y comisaria de Justicia, Viviane Reding, ha descalificado la orden de protección de víctimas de la violencia de género propuesta por España. Esta medida es, además, uno de los planes estrella de su presidencia de la UE.

La orden pretende que las mujeres víctimas de malos tratos tengan la misma protección en cualquier país de la UE. Pero la dificultad para coordinar las políticas de todos los Estados es precisamente el supuesto origen de las críticas de Reding, aunque para varios dirigentes del PSOE, detrás de su férrea oposición están su corte político conservador y los celos burocráticos de Bruselas: Reding quería que el tanto de sacar adelante la euro orden se lo llevase la CE, de la que es vicepresidenta.

Valenciano: 'Hay políticas comunes para asuntos menos importantes'

El tono beligerante y la tensión entre Reding y el ministro de Justicia español, Francisco Caamaño, se elevó a partir de que el pasado 5 de junio el Consejo de Ministros de Justicia acordase remitir al Parlamento Europeo la propuesta de protección a las víctimas. Aquel día, Reding descalificó la gestión española de manera pública.

El malestar entre los socialistas españoles hizo que la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, pidiese una rectificación por sus reproches y que el secretario general de la Delegación Socialista en el Parlamento Europeo, Ramón Jáuregui, remitiera el pasado jueves una carta dirigida a Reding, en la que le advierte que no va a admitir 'las graves descalificaciones hacia la Presidencia de turno del Consejo, llenas además de tendenciosos juicios de intenciones'.

Las asociaciones feministas han organizado una campaña de apoyo

Para Jáuregui, 'es inédito que la Comisión Europea ataque tan ofensiva como injustamente a un Estado miembro y mucho menos a la Presidencia rotatoria de la Unión'. Elena Valenciano se expresa en los mismos términos: 'Más allá de las discrepancias técnicas, que las hay, la actitud de Reding es insólita. La aprobación de esta euro orden tiene que ver con la voluntad política y las ganas de empujar'.

La responsable de Política Internacional del PSOE incide en la idea de que ya hay otras políticas comunes europeas para asuntos menos trascendentales que 'la muerte de mujeres'. 'Como las cuotas lácteas o los ejes de los camiones', ejemplifica.

En apoyo de la euro orden han salido distintas asociaciones feministas españolas y europeas. La Red Feminista, que aglutina a varias ONG, presentará la semana que viene la campaña Contra la violencia machista, sí a la euro orden, con la que tratarán de concienciar a los eurodiputados que a finales de este mes tienen que votar a favor o en contra de la importancia de sacar adelante esta medida. 'Las víctimas europeas quedan sin protección en el momento mismo en el que se cruza una frontera', señalan las responsables de la campaña.

Para España, la iniciativa ayudará también a concienciar a toda la UE sobre la violencia de género. Sólo en 2008 se dictaron 118.000 órdenes de protección en todos los Estados miembros comunitarios.