Público
Público

El PSOE de Valencia propone que se pueda votar a los 16 años

Lo propondrá en la Conferencia Política en la que se definirá el programa de Rubalcaba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSPV propondrá en la Conferencia Política que celebrará el PSOE en octubre para definir el programa electoral de Alfredo Pérez Rubalcaba que se pueda votar a los 16 años, una posibilidad que existe en algunos países europeos como Austria.

Así lo ha indicado el coordinador de las elecciones generales en la Comunitat Valenciana, Joaquim Puig, en un comunicado en el que defiende que si los jóvenes están preparados para trabajar a los 16 años y tomar decisiones importantes, también lo están para decidir 'quiénes les deben gobernar en cada momento'.

Esta propuesta será debatida en la Convención Autonómica que se celebrará el 17 de septiembre en Valencia, para elevar esta medida a la Conferencia Política que el PSOE celebrará a principios de octubre y en la que se definirá el programa electoral con el que Rubalcaba concurrirá a las elecciones del 20-N.

Rebajar la edad de voto a los 16 años es una posibilidad que ya se ha experimentado y que ya está en funcionamiento en algunos países como Austria, en algunos landers de Alemania y en otros países europeos avanzados, según el PSPV.

Puig ha afirmado que la sociedad española está 'capacitada y madura para dar ese paso hacia delante' y los jóvenes son cada día más 'protagonistas activos'. 'La salida democrática a la crisis exige cambios y reformas profundas que deben afectar sobre todo a la capacidad de participación de los ciudadanos en la política', ha explicado.

Puig ha lanzado esta propuesta coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Juventud y espera que sea debatida 'intensamente'. El coordinador electoral ha indicado que mientras Rajoy 'sigue de vacaciones y sin hacer nada' los socialistas 'hacemos propuestas concretas'.

Puig ha recordado la propuesta del candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, por la que se pondrá en marcha un nuevo contrato de trabajo de aprendizaje con el que los jóvenes parados sin cualificación (principalmente los que dejaron los estudios para trabajar en la construcción) trabajarán y a la vez podrán formarse en institutos o centros de Formación Profesional acreditados.