Público
Público

PSOE y PP buscan candidatos en sus plazas conflictivas

Cada formación debe resolver su cabeza de lista en tres comunidades antes de empezar la batalla por las autonómicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 22 de mayo de 2011, PSOE y PP medirán sus fuerzas en las elecciones autonómicas y municipales. Una cita que, más allá de la nueva configuración del poder político territorial que dibuje, servirá como anticipo de los comicios generales que se celebrarán en 2012. Con la cita a la vuelta de la esquina, socialistas y conservadores se enfrentan ahora al reto de resolver sus candidaturas más conflictivas. A cerrar los cabeza de lista.

En este asunto ambas formaciones están empatadas. Tanto José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) como Mariano Rajoy (PP) tienen tareas pendientes en tres territorios de los trece en los que se celebran autonómicas. En el caso de los socialistas, uno de los problemas se concentra en Madrid. Aquí, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, se enfrentará a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, en un proceso de primarias para dirimir quién será el candidato que intente desalojar a Esperanza Aguirre .

PSOE y PP mandan cada uno en cinco autonomías con elecciones en 2011

Asunto pendiente también para los socialistas en concretar sus candidatos en Aragón y Murcia. Por ello, no se descarta que Madrid no vaya a ser la única comunidad en la que los militantes socialistas tengan que escoger a su candidato en un proceso de primarias. El duelo Gómez-Jiménez ya tiene fecha: será el próximo 3 de octubre.

En el caso de los conservadores, Rajoy se resiste todavía a ratificar a Francisco Camps para el País Valencià a la espera de cómo avance su imputación en el caso Gürtel.

Paralelamente, el líder del PP debe decidir si el ex ministro Francisco Álvarez-Cascos es el perfil adecuado para ganar en el Principado de Asturias. O si el diputado Santiago Cervera, líder del PP navarro, debe encabezar la candidatura de la comunidad foral en esta nueva etapa tras el divorcio de Unión del Pueblo Navarro (UPN).

En las municipales de 2007, el PSOE logró más concejales y el PP más votos

En el PP no ocultan que les hubiera gustado dar por zanjados estos asuntos antes del descanso estival. Esperan tener solucionados estos asuntos como muy tarde en octubre. Sobre todo por si en alguna de las comunidades tienen que tirar de un candidato poco conocido.

De los 13 territorios que celebrarán elecciones esta primavera, cinco están hoy en manos del Partido Socialista, otros cinco están gobernados por el PP, uno por el Partido Regionalista de Cantabria, en coalición con los socialistas, uno por Coalición Canaria, en alianza con los conservadores, y otro por Unión del Pueblo Navarro (UPN).

La intención de las dos formaciones mayoritarias es mantenerse allí donde gobiernan y arañar todos los votos posibles para lograr un vuelco político allí donde no tuvieron éxito en anteriores convocatorias.

Así, el mayor empeño de los conservadores es arrebatar la presidencia de Castilla-La Mancha al socialista José María Barreda. Un objetivo que persiguen mientras cruzan los dedos para que los escándalos de corrupción desatados en el último año en Madrid y el País Valencià no les conduzcan a perder la mayoría absoluta con la que cuentan. También temen el efecto que pueda tener el aterrizaje de la UPyD de Rosa Díez. Esta formación intentará presentar candidaturas por primera vez en las 13 comunidades.

Recientemente, la vicesecretaria general de organización y electoral del PP, Ana Mato, difundió un informe entre los dirigentes de la formación en el que se sostenía: 'Las últimas encuestas en diferentes comunidades demuestran cómo allí donde gobernamos aumentamos la confianza de los ciudadanos; y donde no lo hacemos, avanzamos de manera muy significativa'.

Paralelamente, los partidos están cerrando sus candidaturas para las municipales. En 2007, los socialistas lograron 7.760.865 sufragios, lo que supuso el 35,3% de los votos emitidos. Por su parte, los conservadores superaron esta cifra en 155.000 votos, el 36% de los votos válidos. Pese a obtener menor número de votos que los conservadores, los socialistas superaron al PP en cerca de 700 concejales.