Público
Público

PSOE y PP evitan retirar a los tránsfugas de sus candidaturas

Los socialistas sólo cumplirán el pacto si lo hace el PP, que lo da por muerto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

PSOE y PP se reprocharon ayer mutuamente la conclusión baldía de una reunión del Pacto Antitransfuguismo tras la que ninguno de los dos partidos mayoritarios se comprometió a no presentar tránsfugas en las próximas elecciones municipales, que se celebrarán en mayo de 2011.

La reunión acabó convertida en un diálogo de sordos en lo tocante a este punto medular del acuerdo, firmado en 1998 por todos los partidos políticos. 'Nosotros no vamos a llevar ningún tránsfuga en nuestras listas si el PP no lo lleva tampoco', resumió el responsable socialista de política municipal, Antonio

'El PSOE podría haber venido a dar lecciones' si su comité federal no hubiera aprobado en octubre la candidatura del tránsfuga Agustín Navarro en Benidorm, contestó Juan José Matarí, portavoz del PP en la Comisión de Seguimiento del Pacto.

El PP admitirá a tránsfugas si sirven a sus 'intereses electorales'

En este cruce de condicionales sin solución terminó un duelo entre socialistas y conservadores en el que el PSOE desenfundó primero, pero con pólvora mojada. Los socialistas propusieron al resto de formaciones, y muy especialmente al PP, no presentar a ningún tránsfuga en sus listas si los conservadores se comprometen a hacer lo mismo. En realidad, este punto está ya recogido en el Pacto Antitransfuguismo que el PP da por roto y que ambos partidos han violado flagrantemente en numerosas ocasiones.

El PSOE no da por finiquitado el acuerdo. Cree, por el contrario, que hay tiempo para recomponerlo y mantiene su ofrecimiento de no incluir tránsfugas en sus candidaturas hasta que se cierren las listas de las próximas elecciones locales, pero sólo si el PP hace lo mismo. Y ayer no fue posible arrancar este compromiso al portavoz conservador. 'Presentaremos a los candidatos más idóneos pensando en los intereses electorales del PP', recitó en media docena de ocasiones Matarí para no descartar la presencia de tránsfugas en sus listas.

Según argumentó el representante conservador, 'el PSOE ha roto el pacto unilateralmente', por lo que el partido de Rajoy 'no se siente obligado por el pacto', siguiendo el guión escrito poco antes por la dirección del partido conservador.

El Gobierno acusa al PP de 'ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio'

El responsable de comunicación del PP, Esteban González Pons, ya certificó esta defunción del Pacto horas antes de que arrancara su última reu-nión de esta legislatura municipal 2007-2011. González Pons ciñó su cumplimiento a una sola localidad, Benidorm, y obvió el resto de consistorios cuyo poder han conquistado los conservadores con el apoyo de tránsfugas.

El PP define al alcalde de este municipio alicantino como el 'símbolo del transfuguismo español', pero el PSOE recuerda que los conservadores son los más beneficiados por casos de este tipo en esta legislatura, con ejemplos tan sonados como Denia o Villajoyosa, situados a apenas unos kilómetros de Benidorm.

El secretario de Estado de Política Territorial, Gaspar Zarrías, acusó por eso al PP de 'cinismo político', por 'ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio'. Según insistió el número dos del vicepresidente Manuel Chaves, el PSOE es el partido 'más perjudicado' por esta lacra del sistema, ya que 'ha perdido 24 alcaldías frente a siete del PP'.

La reunión celebrada ayer estudió 12 casos nuevos. Cinco de ellos fueron declarados transfuguismo: Ugena (Toledo), Velilla de San Antonio (Madrid), Vilafant (Girona), Balaguer (Lleida) y Genaguacil (Málaga). En total, desde que el Pacto echó a andar hace 12 años, se han analizado 635 casos. Un tercio de ellos, aproximadamente, han sido calificados de transfuguismo, según resumió Gaspar Zarrías.