Público
Público

El PSOE y el PP frenan las selecciones autonómicas

El resto de grupos pide su presencia en torneos internacionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Pueden seguir imponiendo su mayoría parlamentaria de color rojo el color de la selección nacional, pero cada vez que lo hagan, nuestra camiseta será más verde que nunca', sentenció el diputado del PNV Aitor Esteban, consciente del freno anunciado por parte del PSOE y el PP a su pretensión de permitir que las selecciones deportivas de las comunidades autónomas puedan participar en competiciones internacionales.

En la actualidad, los combinados autonómicos sólo pueden competir entre ellos. Romper esta limitación es una demanda insistente de los grupos nacionalistas. El PNV la ha planteado en distintas formas una decena de veces en los últimos años. Siempre sin éxito. Socialistas, conservadores y la diputada de UPyD conformaron el bloque de resistencia que tumbó ayer en el Congreso la iniciativa recuperada por el Grupo Vasco.

'No cederemos a la división de España', proclama el PP

El resto de formaciones, nacionalistas e izquierda minoritaria, respaldaron la propuesta. El empeño, pese a todo, sigue vivo: 'Les aseguro que no cesaremos hasta que esta reivindicación, sentida hasta lo más profundo por nuestros pueblo, sea una realidad más tarde o más temprano', anunció Esteban anticipándose a la derrota.

El PNV pretende reformar la Ley del Deporte para las selecciones deportivas autonómicos puedan competir de manera oficial representando a sus territorios en los torneos internacionales. De esta manera, los deportistas y clubes de esas comunidades no tendrían obligación alguna de prestar sus jugadores a la selección española.

'No queremos imponer nuestros sentimientos, pero tampoco que nos los impongan', defendió el diputado del PNV pidiendo 'libertad de expresión deportiva' para que sean las federaciones territoriales las que decidan 'sin tutelas políticas'.

'Euskadi contra España sería la parte contra el todo', dice el PSOE

'Sin unión, no hay posibilidades de éxito', replicó el PP, que achacó al Grupo Vasco 'falta de responsabilidad y escaso sentido de Estado' por traer esta propuesta a la Cámara. 'Nunca cederemos a la división de España', solemnizó el conservador Manuel Domínguez en una intervención muy criticada por los grupos nacionalistas.

El diputado de ERC Francesc Canet resumió en una frase el tono de estos reproches ante la proclamación del PP: España 'tiene que ser una para ser grande. ¿Dónde queda la libertad?', preguntó Canet al PP evocando pasados imperiales. ERC aplaudió la iniciativa del PNV con el mismo entusiasmo que el BNG. 'No nos nieguen la libertad de poder defender nuestra autoestima y nuestra identidad', pidió desde la tribuna la diputada Olaia Fernández. Sobre la prohibición de competir en el extranjero a los combinados autonómicos, pesan 'elementos del pasado que no deberían mantenerse', criticó desde CiU Montserrat Surroca, que aseguró, como hizo también el PNV en su trabajada intervención, que la legislación permite la presencia de selecciones autonómicas en competiciones internacionales.

Pero si los argumentos jurídicos abren esta puerta, como sostienen los nacionalistas, las razones políticas la mantienen cerrada, sostuvo el portavoz socialista en materia de Deportes, Manuel Pezzi: 'Euskadi no se puede enfrentar con España porque es la parte contra el todo'.

Pezzi recordó que el Tribunal Constitucional tiene suspendidas la Ley del Deporte de Euskadi y Catalunya de 1998 y 1999, que avalaban la presencia internacional de las selecciones autonómicas. Doce años después, el Constitucional no ha fallado aún.

'Cuando se habla de competiciones internacionales, elñ que decide es el Estado. No creemos que sea bueno cambiar el modelo que hasta ahora ha funcionado, que es el que ha aceptado la Carta Olímpica y el que ha avalado el Constitucional', zanjó el representante del Grupo Socialista aferrado a esta suspensión.