Público
Público

El PSPV recuerda que la prescripción no significa que no los cometiera

Recuerda que Fabra sigue imputado por los delitos más graves a los que se puede enfrentar un cargo público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSPV de la provincia de Castellón ha recordado que el sobreseimiento de la causa abierta contra Carlos Fabra por presuntos delitos fiscales al considerar que han prescrito, no quiere decir que 'no los haya cometido'.

Para el PSPV el auto 'mantiene para Carlos Fabra la imputación por los delitos más graves a los que se puede enfrentar un cargo público, como son el fraude fiscal, el tráfico de influencias y el cohecho'.

Asimismo, señala que el auto sobresee los delitos de fraude fiscal de los años 2000, 2001, 2002 y 2003 por haber supuestamente prescrito, lo que 'en ningún caso conlleva que no los haya cometido'.

Fabra sigue imputado por los delitos más graves a los que se puede enfrentar un cargo público

En su opinión, 'llama la atención que la defensa del propio Fabra solo argumentara la prescripción como motivo para no ser juzgado por estos delitos, cuando lo lógico habría sido argumentar cuestiones de fondo que pusieran de manifiesto que no los había cometido'.

El PSPV incide en que 'en ningún caso el auto sostiene que los informes elaborados por los inspectores de la Agencia Tributaria y las información recopilada por la policía judicial sea inexacta', de modo que, a su juicio, 'no cuestiona los informes oficiales de Hacienda, según los cuales, Carlos Fabra Carreras ingresó durante esos años 3,6 millones de euros, sin haber explicado, todavía ahora, el origen de ese dinero'.

'Esta es la hora en la que los ciudadanos y ciudadanas de Castellón no saben quién se lo pagó ni a cambio de qué, a pesar de haberlo preguntado en la diputación en diversas ocasiones', subraya.

Por tanto, el PSPV considera 'incompatible, desde cualquier punto de vista, el mantenimiento de Carlos Fabra Carrera al frente de una institución, tras el auto de la audiencia en la que se le mantiene como imputado por haber cometido un presunto fraude fiscal del ejercicio 99, por tráfico de influencias y por cohecho (soborno)'.

Así, los socialistas castellonenses abogan por 'poner freno a la decadencia que amenaza el futuro de nuestra provincia', lo que, en su opinión, 'solo es posible apartando al fabrismo de las instituciones, con el cambio que se producirá el 22 de mayo'.