Público
Público

Publicidad fantasma (y carísima)

El Gobierno de Aguirre pagó 4,5 millones por campañas inexistentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No debería de ser muy difícil encontrar al menos a un madrileño que hubiera visto un bolígrafo con el simpático logo de Made in Madrid porque, según la rutilante campaña con que la Comunidad de Madrid deseaba 'transmitir la importancia del desarrollo equilibrado en la región', estaba previsto repartir al menos 100.000 unidades.

Pero la exdiputada de IU Reyes Montiel se pasó meses buscándolos, aunque fuera uno sólo, y al final descubrió que la campaña nunca existió. Ni bolis ni nada: fue una publicidad fantasma. Eso sí, la empresa MQM ya se había embolsado los 1,25 millones adjudicados justo antes de los comicios de 2007. Y sólo por la creatividad, un precio magnífico porque, para un target como la región madrileña, cualquier concurso de creatividad que supere los 300.000 euros es considerado un chollo.

Montiel fue a la Fiscalía y el expediente pasó al caso Gürtel. Allí sigue, a la espera de que alguien lo relea. Pero ni siquiera fue el mayor ejemplo de gasto por publicidad fantasma del Gobierno de Aguirre: otra empresa, Over MCW, ganó el mismo día un concurso de dos millones por la creatividad de otra campaña, dirigida a pymes, de cuya existencia tampoco hay rastro. La convocatoria de ambas surgió del Imade, adscrito a Economía y desmantelado en 2010, tras estallar el escándalo. Y tuvo dos peculiaridades: la primera, que el proyecto de Over MCW fue un simple cortar y pegar del de MQM. Y la segunda: ambas fueron elegidas por Swat SL, consultora que cobró otros 1,3 millones por señalar con el dedo a los agraciados del gordo.

La publicidad ha sido uno de los elementos más polémicos de la gestión de Aguirre

Además, hubo otro pegamento entre las tres empresas que pasaron por caja: la relación con la Gürtel. Swat SL había participado ya en adjudicaciones para Francisco Correa en Majadahonda, Over MCW se encargaba de buscar empresas pantalla para la trama, según declaró al juez la imputada Isabel Jordán, y MQM cedió a la Gürtel algunos encargos que le hizo el Gobierno de Aguirre tras hinchar la factura el 400%.

De todas estas polémicas y carísimas campañas que nunca llegaron a ver la luz, el Gobierno de Aguirre acabó admitiendo que no se habían realizado como estaba previsto porque se apostó por las 'sinergias'.

La publicidad ha sido uno de los elementos más polémicos de la gestión de Aguirre, que en su primera legislatura multiplicó al menos por cuatro esta partida de gasto, según se desprende de Infoadex. El mayor beneficiario fue Carat, tras acoger a Miguel Ángel Rodríguez, exportavoz de José María Aznar: en sólo un año recibió 23,6 millones. Bien es cierto que se trataba, sobre todo, de campañas en mercados tan competitivos como el del Metro y el Canal de Isabel II.