Público
Público

Pugna entre el PNV y la izquierda abertzale

Jone Goirizelaia reprocha al partido nacionalista su «nulo compromiso» con el proceso de paz 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) y la izquierda abertzale están ya clarificando sus mensajes en plena carrera electoral para el 20-N, cuando medirán sus apoyos dentro el nacionalismo vasco.

El presidente de PNV, Iñigo Urkullu, quiso fijar ayer la posición de su partido ante los mensajes escuchados la víspera en la celebración del primer aniversario del Acuerdo de Gernika, donde el colectivo de presos de ETA (EPPK) reivindicó un 'papel activo' en el proceso de paz. Urkullu fue taxativo al limitar su 'papel' a los ámbitos de 'pacificación y reconciliación' con las víctimas.

El líder peneuvista dijo, en una entrevista en Onda Vasca, que la decisión de los reclusos de ETA de adherirse al Acuerdo de Gernika es 'muy importante', pues, a su juicio, era 'el tapón que atascaba la posibilidad' de que la izquierda abertzale pidiera a ETA 'un cese definitivo' de la violencia.

Urkullu quiso advertir, no obstante, acerca de cuál es la posición de su partido ante la eventual apertura de un proceso de diálogo. En tal escenario, dijo, 'la negociación política corresponde a los partidos políticos' como representantes de la sociedad vasca, mientras que ETA 'no representa a ningún espectro'. A su juicio, el papel de la banda armada debe limitarse a la 'negociación técnica', especialmente en lo relativo a la entrega de las armas.

El Acuerdo de Gernika también establece que el proceso de negociación sobre 'acuerdos políticos será patrimonio exclusivo de los agentes políticos, sindicales y sociales', lo que excluye explícitamente a ETA de esa mesa de diálogo.

La izquierda abertzale también quiso replicar ayer al PNV después de que Urkullu dedicase el domingo, en el Alderdi Eguna (Día del Partido), buena parte de su discurso a censurar la trayectoria de la antigua Batasuna. 'Ha perdido 34 años con su radicalidad y su ruptura total', le espetó.

La representante de la izquierda abertzale Jone Goirizelaia respondió, en una entrevista en ETB, que el PNV 'ha perdido la centralidad'. 'Me pareció que lo que estaba haciendo (Urkullu) era intentar reconducir lo que le había pasado al PNV por su actitud pasiva en el momento en que nos encontramos'. 'No ha hecho propuestas y su nulo compromiso con el proceso (de paz) le ha hecho quedarse de lado', añadió.

Goirizelaia consideró que la cita electoral del 20-N es 'muy importante'. 'La izquierda abertzale, en unión con Aralar, EA y Alternatiba, hace un planteamiento muy concreto, que es ir a Madrid como pueblo a defender el derecho de este pueblo a decidir y a vivir en paz. Por eso es muy importante el resultado', zanjó.

Estas cuatro fuerzas presentarán hoy en San Sebastián el acuerdo alcanzado para concurrir en coalición a las elecciones generales.