Público
Público

Puigcercós evita en el Palau hablar de corrupción

Marca su cercanía a CiU y tiende la mano a "los catalanes que se sienten españoles" 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si uno de los ejes centrales de la campaña electoral de Esquerra había sido la denuncia de la corrupción tras el escándalo del caso Palau y la presunta financiación ilegal de Convergència Democràtica, ahora el riesgo de que esta estrategia la distancie de CiU ha mitigado el discurso. En peligro está perder el papel de fuerza decisiva en un futuro Gobierno de los nacionalistas, que se prometen vencedores. Hasta el punto de que este sábado, pese a que ERC organizó para ese día su acto central en el mismísimo Palau de la Música, su líder y candidato Joan Puigcercós, evitó hablar de corrupción. 'No queremos hablar de cosas tristes. Ya hemos hablado demasiado', dijo tan sólo empezar su intervención.

Todo lo contrario, evitó hablar de CiU y sólo criticó al PP, con el que se bate por ser la tercera fuerza política catalana.

Sus palabras también dieron pistas hacia la reconciliación tras la polémica surgida hace justo una semana, cuando afirmó en La Seu d'Urgell (Lleida) que en Andalucía no paga impuestos 'ni Dios' . Puigcercós sacó este sábado la bandera de un partido, el suyo, que trabaja, según dijo, a favor de la convivencia y la cohesión.

El candidato se dirigió explícitamente a los 'catalanes que se sienten españoles', que tienen en el castellano 'su lengua de origen y que la utilizan, pero que sin olvidar sus raíces las siembran aquí'. Para ellos, ERC piensa en 'un futuro en común', clamó. Música en directo, poesía, castellers y el despliegue de una senyera gigante desataron los gritos de los 2.000 asistentes a favor de la independencia. 'Ayudadme a hacer un país más libre', les reclamó Puigcercós.