Publicado: 14.01.2016 23:29 |Actualizado: 15.01.2016 10:28

Puigdemont descarta una declaración unilateral de independencia

El nuevo president revela que su prioridad es redactar una constitución propia y que los catalanes "respondan ante las instituciones de Catalunya y la Hacienda catalana".

Publicidad
Media: 4
Votos: 6
Comentarios:
El nuevo president de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont. EP

El nuevo president de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont. EP

El nuevo president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado este jueves que descarta declarar la independencia de forma unilateral: "No está previsto. Nuestro compromiso electoral no era una declaración unilateral de independencia". Puigdemont considera necesario contar con el respaldo jurídico en cada paso hacia la independencia, que se culminaría con unas nuevas elecciones y con un referéndum para ratificar la constitución catalana. El objetivo, según ha explicado, es que los catalanes "respondan ante las instituciones de Catalunya y la Hacienda catalana".

En una entrevista de TV3, ha revelado que su objetivo es empezar a redactar dicha constitución catalana y, a través de un referéndum posterior, buscar así que "una mayoría" de catalanes avalen el nuevo Estado catalán. El objetivo, ha dicho, es implicar a más ciudadanos en el proceso soberanista de manera que "gente que habría votado 'no' -a la independencia- vote 'sí' a una constitución -catalana- en la que se puede identificar más que en la española", de manera que "un 'sí' a la constitución sería un 'sí' a la república catalana".



El flamante president no ha hecho más que reafirmar lo que ya avanzó al prometer el cargo el pasado 11 de enero, cuando señaló la necesidad de desarrollar "la construcción de estructuras de Estado", haciendo referencia principalmente a la Hacienda propia, ya que actualmente la administración catalana no cuenta con el censo de los contribuyentes

Puigdemont ha señalado que no tiene "ningún interés en que se rompan los puentes" con el Estado, que para el nuevo president deben estar tendidos incluso en el escenario "más agudo"

Puigdemont ha asegurado que el juramento que hizo a la hora de prometer el cargo fue "completamente legal" pese a no citar ni a Felipe VI ni a la Constitución, y ha lamentado que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no le haya llamado para felicitarle. También ha mandado un recado al rey, del que ha dicho que "no espera nada" teniendo en cuenta su "descortesía" al no recibir a la presidenta del Parlament. 

No obstante, ha señalado que no tiene "ningún interés en que se rompan los puentes" con el Estado, que deben estar tendidos incluso en el escenario "más agudo". El presidente de la Generalitat ha tildado de "fantasía" una reforma federal que satisfaga a Catalunya y ha dudado de que se pueda poner en marcha un referendo desde el Estado.

El nuevo president ha recalcado que el plazo máximo de 18 meses que prevé la hoja de ruta independentista de Junts pel Sí debería empezar hoy, a partir de la constitución del Govern, y ha avisado de que podría variar en función de cómo evolucione el proceso soberanista. "Si para hacer las cosas bien hechas llegamos al mes 18 y nos falta un trozo aún para hacerlo bien, no interrumpiré esta etapa", ha afirmado Puigdemont.

Presupuesto

Puigdemont ha asegurado que su intención es aprobar los Presupuestos de 2016 en los próximos meses -actualmente están prorrogados los de 2015-, ha deseado que la CUP se abra a apoyarlos, pero ha añadido que tampoco sería "nada terrible" tener que estar todo el año con la prórroga vigente.

"No lo tenemos al cien por cien garantizado", ha reconocido sobre las posibilidades de aprobar las cuentas, y ha asegurado que prevé mejorar los ingresos a través de "negociar mejor la deuda" y las liquidaciones del Estado, unos ingresos que deben permitir afrontar una parte del plan de choque social.

Artur Mas

Puigdemont ha considerado "injusto e inmerecido" que el ya expresidente Artur Mas tuviera que renunciar a la reelección por la negativa de la CUP investirle, y ha asegurado que no tenía ni idea que el sábado -el pasado- le propondría que fuera él el sustituto para liderar el gobierno catalán.

Ha señalado que cuenta con Mas para que le ayude en el proceso y encontrar "la fórmula para que no sea un jubilado", pero no ha querido dar más detalles sobre les planes que tiene para el expresidente porque primero quiero hablarlos directamente con él.