Publicado: 20.01.2016 11:21 |Actualizado: 20.01.2016 20:39

Puigdemont promete llevar a Catalunya a "las puertas de un nuevo Estado" en un año y medio 

En su primera comparecencia en el Parlament desde que tomara posesión del cargo, el presidente de la Generalitat pide "responsabilidad" a la CUP e invita a Catalunya Sí Que es Pot a apoyar los Presupuestos

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante una de sus inetrvenciones en el pleno del Parlament de Catalunya./ EFE

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante una de sus intervenciones en el pleno del Parlament de Catalunya./ EFE

BARCELONA.- El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este miércoles que su objetivo es llevar a Catalunya "a las puertas de un nuevo Estado", que ha detallado que será en forma de "república independiente", y en un plazo de un año y medio "con todas las garantías, sin pasos en falso, sin improvisaciones" y abierto permanentemente al "diálogo".

En el primer pleno parlamentario tras su investidura, Puigdemont ha comparecido en el hemiciclo para dar cuenta de la composición y la estructura de su nuevo Govern y para poner sobre la mesa cuáles serán sus prioridades en esta legislatura que, si se cumple la hoja de ruta independentista pactada entre Junts pel Sí (JxS) y la CUP, durará tan solo 18 meses.



Puigdemont ha señalado que su mandato estará marcado, por un lado, por la gestión de las competencias actuales de la Generalitat: "Que nadie tenga ninguna duda de que aprovecharemos hasta la última coma y el último punto de todas las competencias que tenemos aún".

La otra carpeta de su mandato será la "planificación, diseño y ejecución de todos los trabajos del proceso que nos debe situar a las puertas del nuevo Estado, que lo queremos independiente, en forma de república", ha indicado. Según el presidente de la Generalitat, de las elecciones catalanas del 27 de septiembre salió un "mandato democrático nítido e indiscutible" para caminar hacia la independencia.

En la parte más técnica de su intervención, Puigdemont ha descrito el nuevo organigrama del Govern con "tres grandes áreas" comandadas por Oriol Junqueras, Neus Munté y Raül Romeva, que coinciden con las "tres grandes prioridades" del ejecutivo. Junqueras, vicepresidente de Economía y Hacienda, asume la coordinación de los departamentos ligados a la política económica. Munté, como consellera de la Presidencia, supervisará las políticas sociales, mientras que Romeva controlará áreas como Exteriores, Gobernación, Justicia o Transparencia. 

Responsabilidad

El presidente de la Generalitat ha pedido "responsabilidad" a los diputados de la CUP y ha invitado a los de Catalunya Sí Que Es Pot a apoyar unos Presupuestos de la Generalitat para este año porque tendrán un carácter social predominante.

En su discurso, se ha dirigido especialmente a la CUP para pedirles que, "a lo largo de todas las oportunidades que tendrán, demuestren que han entendido el acuerdo —on JxSí-— y lo han interiorizado". "Tienen responsabilidad; no sé si es nuevo para ustedes, pero la tienen, y la podrán devolver al país tras el acuerdo", según Puigdemont, que también ha agradecido al diputado de la CUP Joan Garriga que en su intervención haya prometido que no pedirán la luna.

"Necesitamos que la estabilidad parlamentaria que ustedes y nosotros hemos firmado se vaya explicitando", ha dicho poco antes de que, en el mismo pleno, se vote una propuesta de resolución para devolver la paga extra de 2012 a los funcionarios, en la que se puede escenificar una diferencia de voto entre JxSí y la CUP.

Ampliar la estabilidad

Puigdemont ha insistido en que el Govern "tiene garantía de estabilidad pero trabajará para ampliarla a otros grupos", más allá de la CUP, y ha tendido la mano especialmente a SíQueEsPot. De hecho, ha animado al grupo que lidera Lluís Rabell a "llegar a un acuerdo presupuestario que vaya en la línea" de reducir la fractura social y fortalecer el estado del bienestar.

"No tiene sentido que critiquen una prórroga presupuestaria y no trabajen para que nos podamos dotar de un presupuesto con un discurso social contundente", por lo que Puigdemont espera que SíQueEsPot se adhiera a la elaboración y aprobación de las cuentas. Además, ha avisado de que unos presupuestos expansivos requerirán unos ingresos también expansivos: "Iremos tan lejos como sea posible pero no haremos que el ciudadano se sienta decepcionado con un brindis al sol".

Pre-independencia

El diputado de la CUP Joan Garriga ha instado al nuevo Govern y al Parlament a trabajar de "forma inmediata" para implementar la declaración independentista del 9 de noviembre, y ha manifestado el compromiso de su partido de que serán "proactivos" en el proceso, aunque "críticos" con los recortes. "Queremos plazos concretos y que su gobierno no sea más autonomista, sino de preindependencia", ha retado a Puigdemont.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha criticado que el nuevo presidente catalán haya tenido "poco que ver" en la configuración del nuevo Govern y le ha instado a "huir como de la peste de todo lo que se parezca a una presidencia tutelada". Iceta ha lamentado que la "estructura y nombres" de los nuevos consellers "venían de antes" de su investidura y "responden más a equilibrios internos de Junts pel Sí que a una visión global de las necesidades de la acción de gobierno".

La líder de Ciutadans en Catalunya, Inés Arrimadas, ha advertido al nuevo Govern que pone "en riesgo" el autogobierno de Catalunya si mantiene su hoja de ruta hacia la independencia, y ha considerado que este ejecutivo catalán "no puede representar a todos los catalanes".

Finalmente, el líder del PPC en el Parlament, Xavier García Albiol, ha advertido de que la configuración del nuevo Govern obedece a "delirios y fantasías" y está "muy hipotecado y condicionado" por CDC, ERC y la CUP, y ha cargado duramente contra el vicepresidente y conseller de Economía, Oriol Junqueras.