Publicado:  30.05.2011 23:00 | Actualizado:  30.05.2011 23:00

Una querella reabre el frente judicial de la Guerra Civil

Se presentará contra 21 pilotos italianos que bombardearon Barcelona

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Baltasar Garzón sigue a la espera de que el Tribunal Supremo abra el juicio oral contra él por su intento de investigar los crímenes del franquismo, pero la Audiencia Nacional recibirá esta misma semana otra querella relacionada con la Guerra Civil y las atrocidades del fascismo: la Asociación Altra Italia [Otra Italia], que agrupa a italianos progresistas residentes en Barcelona, presentará una querella por crímenes de lesa humanidad contra 21 pilotos de l'Aviazione Legionara que supuestamente participaron en los bombardeos a la capital catalana entre 1937 y 1939 y que causaron casi 5.000 muertos civiles, según las estimaciones de algunos historiadores.

A la querella, que cuenta con el respaldo de la Associació Memòria Històrica de Catalunya, se han sumado como acusación particular dos víctimas de los bombardeos: Alfons Cànovas Lapuente, que el 19 de enero de 1938 perdió a su padre como consecuencia del bombardeo de la Aviación italiana, y Anna Raya, que el 1 de octubre de 1937 resultó herida al caer una bomba en su escuela de la Barceloneta.

La iniciativa es la primera que se presenta en España relacionada con los crímenes de lesa humanidad de los fascistas tras el golpe de Estado de 1936 contra la República después de que el Tribunal Supremo encausara a Garzón. En Argentina hay un procedimiento abierto, impulsado por víctimas españolas.

La querella, coordinada por los abogados Jaume Asens y Gonzalo Boye, sostiene que los bombardeos de la Aviación italiana violaban todas las normas internacionales que en aquel momento regulaban las guerras, tanto por el hecho de que supuso "una intervención militar extranjera ilegal sin que mediara ninguna declaración de guerra" por parte de Italia, como porque el objetivo se dirigía contra la población civil, desarmada y lejos del frente.

Los querellantes han contado con la ayuda del historiador Xavier Domènech, gracias a la cual han podido identificar a 21 pilotos que participaron en los bombardeos. Entre las diligencias que solicitarán está certificar cuántos de ellos siguen vivos, requisito imprescindible para que pueda llegar a juicio un proceso penal como el que la Asociación Altra Italia quiere iniciar.

Los bombardeos contra Barcelona y sus habitantes empezaron en febrero de 1937, con lo que en el caso de que alguno de los pilotos siga vivo será necesariamente de edad muy avanzada. Pero la aparición de varios de ellos en documentales recientes sobre la participación italiana en la Guerra Civil española ha alimentado las esperanzas de los promotores de la querella de que la causa penal pueda avanzar y sortee así uno de los principales problemas con los que en su día topó Garzón.

En el caso de que se certifique que todos los pilotos contra los que se dirige la querella han fallecido, los querellantes explorarán la vía civil en Italia, con el Estado como responsable civil subsidiario. Los promotores han formado un equipo de abogados en Italia, que ya ha participado en la redacción de la querella criminal que esta semana se presentará en la Audiencia Nacional.

La querella subraya que "las acciones bélicas realizadas contra la población por parte de l'Aviazione Legionaria no fueron nunca objeto de investigación penal por parte de los tribunales italianos". Al tratarse de acciones anteriores a la II Guerra Mundial, tampoco entraron en el armisticio entre el Gobierno italiano y los aliados, pese a que tanto el régimen nazi alemán como el fascista italiano ensayaron en España lo que luego aplicarían en la guerra mundial.

PUBLICIDAD

Comentarios